¿Cuáles son las diferencias entre el tarot y el oráculo?

Muchas personas tienen dudas con respecto a las diferencias entre el tarot y el oráculo, algunos, por desconocimiento, creen que significan lo mismo. No obstante, las mayores inquietudes radican en conocer si ambas funcionan de igual manera. Así como también, los tipos que existen y la forma cómo se dan las lecturas.

¿Qué es el tarot?

El tarot es una baraja de cartas que se puede utilizar para consultar e interpretar hechos, sueños, percepciones o estados emocionales. La lectura se realiza seleccionando unas cartas de la baraja e interpretándolas teniendo en cuenta el orden y disposición en que han sido seleccionadas o repartidas. El tarot se basa en la interpretación pero no tiene nada que ver con la brujería, lo maligno, la hechicería o cualquier acción sobrenatural, que es lo que se suele creer de forma errónea.

Las primeras cartas para jugar, llegaron a Europa en la segunda mitad del siglo 14, provenientes del Medio Oriente, y fueron creadas en China, unos 300 años antes. Originalmente, tenían cuatro “pintas”: el taco o bastón de polo (o sea, los bastos), monedas (o sea, los oros), espadas y copas. Como vemos, esa división de cuatro se ha mantenido hasta nuestros días, en los naipes tradicionales. De hecho, es la misma división existente en el “naipe español”.

¿En qué consiste el tarot?

La baraja está formada por un total de 78 cartas divididas en arcanos mayores y menores. La palabra arcano proviene del latin arcanum y significa misterio o secreto. Los arcanos mayores representan al universo y están divididas en tres grupos: conocimiento, acción y emoción. Los menores, por su parte, informan acerca de acontecimientos o eventos cotidianos. Aunque cada carta tiene su significado, siempre estará condicionada por aquellas que están a su alrededor y la conclusión se extraerá teniendo en cuenta el conjunto. Ejemplo de ello es la tirada de tres cartas.

La primera carta representa el pasado. Es lo que nos ha marcado el presente actual y el motivo por el que nos encontramos en las actuales circunstancias. Siempre somos fruto de nuestro pasado y de los hechos que nos han ocurrido tiempo atrás.

La segunda carta representa el presente. Este viene marcado por el pasado cercano y nos dice como nos encontramos y cuáles son las energías que en la actualidad tenemos.

La tercera carta, y la más importante de esta tirada a Tres, es la que refleja el futuro inmediato. Que es lo que nos va a ocurrir en un periodo de tiempo corto y cercano.

Cartas oraculares

En el oráculo existen prácticas maravillosas que fueron creadas por individuos que llevan una vida entera dedicada a la cartomancia. Asimismo, también intervienen seres intuitivos que le dan una gran utilidad.

En otro particular, también existen otros tipos de oráculos que son más comerciales. Aunque muchos consideran que no son tan útiles, ya que, a su criterio, no aportan nada y son bastantes costosos.

La estructura de los oráculos puede variar, es así como encontramos mazos con 22 cartas, 44, 30, 50 o 3. La cantidad de las láminas no interfiere en su función y cualquier número es válido.

Los oráculos son muy usados como una guía para encontrar el conocimiento y el autodescubrimiento, es decir, se inclinan más a nivel espiritual.

Diferencias notables entre el tarot y el oráculo

Cómo puedes notar, son marcadas las variaciones que existen entre los oráculos y el tarot. Adicionalmente, cada uno de sus autores les aporta estilo propio. Mientras que otros más arriesgados optan por cambiar las reglas generales.

Lo importante es que se determinen las diferencias existentes, para que de esta forma, los consultantes se conecten con el sistema que prefieran y con el que estén más cómodos. Por ejemplo como el oráculo para preguntar si o no.

Qué elegir, ¿oráculo o tarot?

En este particular, si eres principiante, la recomendación es que primero comiences con el tarot, ya que es más común y universal. Por otra parte, es lo más básico para aprender cuando se entra al mundo de la adivinación.

Recordemos que la finalidad de cada uno es la misma, transmitir un mensaje, mediante unas cartas. Su simbología, imágenes o diseño tienen una misión, actuar en sincronía para ayudarte a encontrar la respuesta.

A pesar de sus diferencias, ambos se complementan, su objetivo es contribuir al lector a encontrar la guía en su vida que tanto necesitan.