Empresarios aseguran que el Gobierno no ve la realidad

“Está claro que este Gobierno nos decepcionó en todo. Para algunos fue mala praxis, y para otros fue un plan. Lo peor de todo es que, incluso, parece que se lo creen. Venimos advirtiendo que la recuperación no tiene indicios reales para que sea cierta, pero cuando hablamos en privado y en confianza, hay funcionarios que desconocen la crisis y hablan de una reactivación que no existe”, advirtió uno de los principales empresarios del país.

Los empresarios tomaron la decisión de evitar la confrontación porque entienden que “no tiene sentido ya que no va a haber correcciones”. La mirada se posó sobre el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a quien lo vieron “convencido de una realidad muy distinta a lo que le pasa a todo el mundo, no sólo a las empresas”. “Nos dijo que había mejoras evidentes, e incluso defendió medidas en donde hay consenso para que en el futuro se modifiquen, como sucede con el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional” (FMI), señaló otro de los empresarios consultados.

Los dueños de las empresas creen que aún tienen aliados entre los funcionarios del Gabinete, especialmente en el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y su equipo. Aunque señalan que “el peso en las decisiones es menor”, y “supera las buenas intenciones”.

En ese sentido, volvieron a mostrar sus expectativas por la instalación de un “tercer candidato” que pueda competir por fuera de la grieta entre Macri y Cristina Kirchner. “Es como elegir entre pis y caca”, fue la cruda comparación que vociferó uno de los líderes empresariales. En el Círculo Rojo, que supo respaldar la candidatura del jefe de Estado en 2015, ahora no esconde sus preferencias por el economista Roberto Lavagna.

“Tenemos muchas esperanzas de que (Lavagna) mejore en las encuestas porque necesitamos a un presidente que sepa, que dialogue seriamente y que deje atrás esas divisiones que se habían instalado en todos los ámbitos de la sociedad. Con alguien así se va a poder pensar en invertir y crecer nuevamente, aunque lleve tiempo. Si seguimos o volvemos para atrás, no hay solución”, afirmó un integrante poderoso de una gremial-empresaria local.