Por la inestabilidad cambiaria el campo demoraría la liquidación de granos

Mientras el Gobierno concentra sus expectativas en la cosecha récord y los fondos del FMI para llegar a las PASO con un dólar tranquilo, en el mercado ya le bajan el tono al optimismo del oficialismo respecto al ingreso de divisas del campo.

Analistas creen que la proximidad de las elecciones primarias y la extrema volatilidad cambiaria de las últimas semanas (el viernes el billete superó los $43 en las pizarras) podrían empujar a los productores a demorar la liquidación de los “agrodólares”.

Según destaca un informe de Delphos Investment, si bien las buenas perspectivas de crecimiento en Brasil y la cosecha récord indican una entrada de u$s6.600 millones más que en 2018 en concepto de exportaciones, hay que tener en cuenta que la importante cosecha de trigo de este año no se vio reflejada en un aumento en las liquidaciones de divisas de enero y febrero, que resultaron inferiores a las del año anterior.

“Se observa cierta cautela por parte del agro”, indicaron desde la consultora.

Y agregaron: “Tal como sucedió en los primeros meses del año, es posible que el impacto de un mayor ingreso de dólares del sector agroexportador se vea mitigado por una menor disposición a liquidar dichos dólares”.

De acuerdo a un informe publicado hace poco más de dos semanas por el Ministerio de Hacienda, la cartera que conduce Nicolás Dujovne estima que este año podrían ingresar alrededor de u$s25.000 millones producto de las exportaciones agrícolas.

El Gobierno calcula que la cosecha de maíz aportaría u$s4874 millones en 2019, un 13% más que en 2018, las exportaciones de soja y sus subproductos reportarían otros u$s17.200 millones, y por el trigo entrarían u$s3.200 millones.

La expectativa de Hacienda es que el grueso de las liquidaciones se concentre entre marzo y agosto, antes de las PASO, pero en el mercado creen que los tiempos podrían extenderse.

El tono menos optimista del mercado respecto al ingreso de divisas por parte del campo a partir de abril se suma a las dudas sobre la efectividad de las subastas de los dólares provenientes del nuevo desembolso del crédito stand by que el directorio del FMI aprobaría en “las próximas semanas”.

“Si las presiones se intensifican y el tipo de cambio se encuentra dentro de la Zona de No Intervención (ZNI), es probable que los agro-dólares no se liquiden y que los u$s60 millones diarios del Tesoro no eviten una depreciación del peso”, advirtió un informe de Ecolatina.

“Si bien los desembolsos del Fondo que se transformarán a moneda local son abultados (u$s9.600 millones), el monto diario es acotado (sólo u$s60 millones)”, indicó la consultora.