El gobierno le pidió a Griesa una “medida suspensiva” para el pago a los fondos buitre

Axel_KicillofEl ministro de Economía anunció que esta tarde se presentó un escrito ante el juez neoyorquino, solicitando que reponga la medida cautelar (stay) que permita el pago a los bonistas con títulos reestructurados y, a la vez, abrir una instancia de negociaciones con los hold outs.

 

En su habitual encuentro matutino con la prensa, Jorge Capitanich había adelantado que el gobierno nacional realizaría “una presentación formal ante el juez Thomas Griesa, pidiendo condiciones justas y equitativas para el 100% de los bonistas”, indicando que se trata de “mantener la misma línea de negociación” que se mantuvo con el 93 por ciento de los bonistas que ingresaron en las dos reestructuraciones de la deuda, en 2005 y 2010.

Esta tarde, el ministro de Economía, Axel Kicillof, confirmó la presentación de un escrito ante el magistrado neoyorquino, a través del cual se solicita una “medida supensiva” (stay) del fallo que obliga a la Argentina a pagar el total de lo adeudado a los fondos buitre antes del 30 de junio.

Nuestro país “no está en condiciones de pagar a los demandantes en su totalidad, ni de pagar la totalidad a algunos acreedores y no a otros”, dice la carta enviada al juez norteamericano. Según el fallo en favor de los hold outs, la deuda argentina ronda los 15.000 millones de dólares, cifra que  “excede la mitad de las reservas del país”, que son en la actualidad de 28.000 millones.

“Es esencial que el juez otorgue esta medida para que la Argentina pueda continuar pagando a sus bonistas de la reestructuración normalmente, y de este modo llevar adelante un diálogo que nosotros necesitamos que sea en condiciones equitativas para el 100% de los acreedores”, dijo el titular del Palacio de Hacienda.

Así, si Griesa da el visto bueno al pedido argentino podrá pagar un vencimiento por 900 millones de dólares, correspondientes a intereses con bonistas que ingresaron al canje, sin riesgo de que la Justicia de Nueva York embargue ese monto para dar cumplimiento a la decisión tomada inicialmente por el juez de primera instancia.

Por su parte, el letrado estadounidense designó hoy al abogado neoyorquino Daniel Pollack como mediador en las negociaciones entre Argentina y los acreedores que no entraron en los canjes de deuda de 2005 y 2010. La tarea de Pollack consistirá en “conducir y presidir las negociaciones para un acuerdo entre las partes de este litigio”, según indica la agencia EFE.