De la Sota: “¿Cuántos suspendidos tiene que haber para que el Gobierno haga algo?”

delasota

El gobernador José Manuel de la Sota reclamó soluciones para los 15 mil trabajadores afectados por la caída de la producción en las industrias.

 

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, expresó su preocupación por la prolongación de las crisis en el sector automotriz, que afecta a la mayoría de las plantas fabriles de la provincia meditarránea, y se quejó por la falta de respuestas por parte del gobierno nacional.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el mandatario cordobés planteó: “Créditos para motos, autos, electrodomésticos, maquinaria agrícola, para los tamberos… un esfuerzo cordobés que el Gobierno K no acompaña”.
Y ya hay más de 1.500 trabajadores suspendidos y miles en otras provincias¿Cuántos tiene que haber para que el Gobierno K haga algo?”, protestó De la Sota.

 

La crisis en el sector es elocuente. La producción en las automotrices cayó 36% en mayo último respecto a igual mes del año pasado, según los últimos datos publicados por las fábricas de automotores agrupadas en AdeFA. Algo similar ocurrió con las ventas de autos 0 km, al desplomarse 40,9 por ciento durante el mismo período.
La caída de la demanda interna y externa de vehículos y motos provocó que las empresas redujeran dramáticamente la actividad, debido al sobrestock de unidades y la imposibilidad de colocarlas en el mercado. Esto ya desató varios conflictos a lo largo del país, el más grave de ellos en la fábrica bonaerense de estampados para autómoviles Gestamp. Allí, una toma de la planta encabezada por un grupo de los 69 empleados despedidos por la firma desencadenó que toda la cadena de producción de las automotrices se frenara una semana.
El escenario recesivo del sector motivó que el Gobierno iniciara negociaciones con las compañías y con funcionarios de Brasil, en busca de medidas para aliviar la crisis del mercado, uno de los más dinámicos en los últimos años.