Cómo afecta el Coronavirus a la construcción privada

La cuarentena obligatoria para aplanar la curva de contagio del Coronavirus ha afectado a una gran cantidad de personas y a diferentes actividades laborales. Es por eso que muchas de ellas debieron modificar su forma de trabajo para que los empleados hagan sus tareas mediante teletrabajo (también conocido como home office). Por otro lado, rubros como la medicina, la gastronomía y las fuerzas de seguridad fueron categorizados como “trabajo esencial”, lo cual hizo que las personas que se dedican a ello sigan yendo a sus puestos, con todas las precauciones necesarias.

El rubro de la construcción, por otro lado, se encontró durante un período en una zona gris. Si bien es una de las actividades que más brindan trabajo a la población, se estipuló en un primer momento que no estaban en la categoría de las esenciales. De esa manera, toda la línea que va desde los albañiles hasta las empresas que hacen la limpieza final de obra quedaron sin saber cuál era su situación. Por suerte, los avances y los pedidos de diferentes gobernadores han hecho que lentamente se resuman las obras de construcción en diferentes zonas del país.

El arreglo llegó a finales de abril, cuando la UOCRA y la CamArCo establecieron un protocolo de seguridad para aquellas personas que trabajan en esta actividad. Ellos estipulan controles sanitarios permanentes, los cuales incluyen una toma regular de la temperatura ya que es una de las maneras más sencillas de detectar la presencia de este virus. Esta medida está apuntada tanto a los obreros como la gente encargada de la limpieza, muchas veces tercerizadas por medio de empresas especializadas como Smart Kleaning. De esta manera, las construcciones no se detienen, se hace el trabajo de manera responsable y se mantienen más de 200.000 puestos de trabajo a lo largo y a lo ancho del país.

Es probable que la cuarentena para otros puestos de trabajo se extienda más allá de la última prórroga. En esos casos, teniendo en cuenta que muchos de esos puestos se pueden realizar desde la casa, no significa mayores pérdidas para las empresas. Sin embargo, la construcción requiere personas trabajando desde su puesto, y el hecho de que se hayan tomado medidas para que esos trabajadores pierdan su empleo es muy importante.

Agradecemos a Marcos de Smart Kleaning por brindarnos esta nota para nuestro portal.