Bajante del Paraná: alerta en el servicio de suministro de agua potable para Rosario

La bajante extraordinaria del río Paraná sigue poniendo en alerta a la provisión de agua potable. Desde la empresa prestadora de servicios por ahora no avisaron panorama crítico que llegue a cortes de suministros, pero sí de que se produzca una disminución en la presión del agua en los sectores más alejados del río. Además, no se esperan grandes lluvias en Paraguay y Brasil hasta septiembre.

Guillermo Lanfranco, gerente de Relaciones Institucionales de Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (Assa), analizó el escenario frente a una menor captación. “El comportamiento del río será de baja constante. A veces centímetro a centímetro. Un día estará estable, otro bajará cuatro o cinco centímetros. Por el momento, no hay perspectivas de que se modifique esta bajante extraordinaria”.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Lanfranco agregó que “el Instituto Nacional del Agua dijo que hasta septiembre no habrá lluvias en las zonas de la gran cuenca en Paraguay, Brasil y en una parte del territorio argentino”.

“La hipótesis que se ve como más certera es que tengamos menos posibilidad de captación de agua. Como ejemplo podemos decir que si captamos cien y ahora podemos captar 98 ó 95, esa diferencia redundará en menor producción. Y eso se traducirá posiblemente en una merma de presión, que no es regular”, describió Lanfranco.

El directorio de Assa dijo que el servicio que se presta en toda la ciudad “tiene las mismas características». Más cerca de las estaciones de bombeo hay mayor presión. A medida que nos alejamos hay menor presión. Por eso, el escenario eventual, como hipótesis, puede ser de una merma en las presiones, pero no de ausencia de servicio”.

“El comportamiento del río será de baja constante, centímetro a centímetros. A veces podría ser más estable, al día siguiente puede bajar cuatro o cinco centímetros. No hay ninguna perspectiva de que se modifique la bajante extraordinaria. No es una bajante normal. Hace 70 años que no se vivía algo de estas características”, agregó.

En ese sentido, Lanfranco señaló que “el Instituto del Agua está diciendo que hasta septiembre no habrá lluvias, que es lo que modifica la situación de la cuenca de carga de estos ríos, en Brasil, Paraguay, Bolivia y parte del territorio argentino. En esa gran cuenca no está lloviendo. Y mientras eso no suceda no se va a modificar la situación”.