Alberto Fernández presentaría su gabinete a fines de noviembre

Alberto Fernández presentaría su gabinete a fines de noviembre y así despejaría las dudas sobre su conformación en medio del marcado hermetismo que mantiene junto a su mesa chica sobre el equipo de gobierno que tomará las riendas del estado nacional a partir del próximo 10 de diciembre.

Pese a todo, en los últimos días se han ido consolidando algunos nombres que acompañarían a Fernández en su presidencia.

La jefatura de gabinete recaería en el joven Santiago Cafiero, quien supo ocupar la “pecera” principal en las ya abandonadas oficinas de la calle México y ha sido integrante original del grupo Callado, el think thank que supo acuñar el ex jefe de gabinete a fines de 2017 luego de ser jefe de campaña de Florencio Randazzo. El hijo de Juan Pablo Cafiero, ex embajador en el Vaticano, tendría como colaborador a un dirigente católico y del PJ bonaerense: Fernando “Chino”Navarro.

El ex ministro de Justicia, Gustavo Béliz, reapareció esta semana acompañando al mandatario electo en su visita a la Pastoral Social. Su destino podría estar en la Secretaría General o bien como jefe de asesores, el puesto que hoy ocupa el amigo de Mauricio Macri, José Torello.

También se lo vincula a la coordinaciòn de un Consejo Federal de Seguridad, una herramienta que se podría repetir en el gabinete albertista. “Más allá del lugar, va a ser muy influyente”, dijo un estrecho colaborador del ganador de las elecciones del 27 de octubre. La mujer de Bèliz es Marìa Florencia Meritello, hermana de quien ocuparía la Secretarìa de Comunicaciòn Pùblica: Francisco “Pancho” Meritello. Ayer Fernández presentó al variopinto Consejo Federal contra el Hambre del que formará parte el animador Marcelo Tinelli.

El área de Economìa y Producciòn tendrìa dos nombres en danza: el economista del grupo Callao, Matías Kulfas, también delegado en la supuesta transiciòn econòmica, y el ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, quien negociò la deuda post default 2002 y que en el gabinete albertista tendría la misma función. Por lo pronto, pudo averiguarse que ya está armando su equipo de trabajo.

Un viejo amigo de Alberto, Jorge Arguello, sería el futuro embajador en Estados Unidos, cargo que supo ocupar en 2002-2003. Aunque en privado lo niega, tiene grandes posibilidades de ocupar la diplomatura en Washignton.

El ministerio de Trabajo sería para Claudio Moroni, antiguo colaborador de Fernández en los “90 cuando ambos revestìan en la Superintendencia de Seguros de la Naciòn. En Seguridad irìa Diego Gorgal, un especialista en el área que comenzò a ocupar puestos en la Ciudad pos tragedia de Cromagnon y que es cercano a Massa.

Lo cierto es que Alberto no ha querido confirmar ningún nombre para no desgastarlo. Según se pudo averiguar, oficializaría a su equipo de trabajo a fines de noviembre. “No lo veo montando un show para presentar al gabinete”, dijo ayer un vocero, que apuesta por una presentación un tanto austera.