10.9 C
Córdoba
viernes 19 julio 2024

La Corte Suprema de Estados Unidos concedió la inmunidad parcial a Donald Trump

DestacadasLa Corte Suprema de Estados Unidos concedió la inmunidad parcial a Donald Trump

En un fallo histórico, la Corte Suprema de Estados Unidos determinó que los presidentes tienen inmunidad “absoluta” para acciones claramente oficiales, pero no gozan de esa protección para acciones no oficiales. Esto significa que varios de los casos pendientes contra el ex presidente y actual candidato republicano Donald Trump deberán ser revisados nuevamente por tribunales inferiores bajo esta nueva interpretación, posiblemente después de las elecciones presidenciales de noviembre.

Trump celebró el fallo como un gran triunfo para la Constitución y la democracia estadounidense en su red social Truth Social.

La campaña de Joe Biden afirmó que el fallo no cambia la situación actual. “Trump ya está compitiendo como un convicto”, señalaron refiriéndose a su condena en el caso de pago a una actriz porno durante su campaña. Respecto al ataque al Capitolio, afirmaron: “Él cree que está por encima de la ley y que es capaz de hacer cualquier cosa para ganar”.

A pesar de la posición de la campaña de Biden, el fallo, aprobado por 6 jueces contra 3, representa un importante logro para Trump y marca el cierre de un período muy favorable para su campaña, especialmente tras el último debate donde se consideró claro ganador frente a su rival, el presidente demócrata Joe Biden, quien tuvo un desempeño muy complicado.

Los abogados del ex presidente argumentaron que Trump debería tener inmunidad absoluta de los cargos, apoyándose en una interpretación amplia de la separación de poderes y en un precedente de la Corte Suprema de 1982 que reconocía dicha inmunidad en casos civiles por acciones realizadas dentro de los límites de sus responsabilidades oficiales.

Aunque los tribunales inferiores habían rechazado el argumento de Trump previamente, el fallo de la Corte Suprema de hoy podría dilatar el caso lo suficiente como para que su resolución no ocurra antes de noviembre, potencialmente allanando el camino para una eventual presidencia futura de Trump, quien podría actuar sin las limitaciones legales en sus “actos oficiales”.

Las causas contra Trump

El ex presidente enfrenta actualmente tres cargos de conspiración y un cargo de obstrucción de un procedimiento oficial, todos vinculados a sus intentos de mantenerse en la presidencia después de perder las elecciones de 2020. 

En agosto del año pasado, el exmandatario fue acusado por el fiscal especial Jack Smith en uno de los dos casos penales federales en su contra. El otro caso está relacionado con la redada del FBI en su club privado, Mar-a-Lago, en agosto de 2022, donde se recuperaron documentos oficiales confidenciales encontrados en su propiedad.

Los tribunales inferiores decidieron en contra de Trump: la jueza de primera instancia Tanya S. Chutkan, de la Corte Federal de Distrito en Washington, rechazó su solicitud de inmunidad en diciembre. 

“Independientemente de las inmunidades de las que pueda disfrutar un presidente en funciones, Estados Unidos solo tiene un jefe ejecutivo a la vez, y esa posición no confiere un pase de por vida para ‘salir de la cárcel’”, escribió.

En febrero, un panel unánime de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia estuvo de acuerdo, señalando que “cualquier inmunidad ejecutiva que pueda haberlo protegido mientras se desempeñó como presidente ya no lo protege contra este enjuiciamiento”.

La decisión de la Corte Suprema de aceptar el caso ya había ayudado a la estrategia de Trump de retrasar su juicio hasta después de las elecciones de noviembre. Con este fallo, las posibilidades de un juicio antes de las elecciones parecen cada vez más remotas. Si Trump logra un segundo mandato en la Casa Blanca, podría instruir al Departamento de Justicia para que retire los cargos.

La votación de la Corte reflejó expectativas previsibles: los seis jueces conservadores votaron a favor de una solución que beneficia a Trump, mientras que los tres jueces más progresistas votaron en contra. Durante su mandato, el ex presidente tuvo la oportunidad de nombrar a tres jueces del tribunal supremo, inclinando así la balanza hacia la derecha.

Dele un vistazo a nuestro otro contenido.

Más noticias

Tendencias:

Noticias destacadas