La inflación también se dispara en Estados Unidos: ya es del 8,6% anual y es récord

El Gobierno de Joe Biden continúa con grandes problemas para controlar la inflación, luego de que el índice de precios volviera a acelerarse en mayo y registrara un aumento interanual en mayo del 8,6%. En abril, esa misma cifra había sido del 8,3%.

Mes a mes, la estadística tampoco arroja números prometedores: La inflación del último mes respeto a abril fue del 1%, un fuerte aumento desde la suba del 0,3% de marzo a abril.

La inflación desenfrenada de Estados Unidos está imponiendo severas presiones a las familias, obligándolas a pagar mucho más por la comida, el combustible y el alquiler, y reduciendo su capacidad para adquirir artículos discrecionales, desde cortes de cabello hasta productos electrónicos.

Las expectativas para el resto del año son positivas pero dentro del panorama oscuro que les espera a los norteamericanos. Economistas aseguran que la inflación bajara pero muy poco y se mantendrá en valores absolutamente desconocidos para el común de la población. En diciembre el indice de precios al consumidor podría ser del 7% en un país acostumbrado a tener indices por debajo del 3%.

Está situación impacta en la imagen del Gobierno de Joe Biden, principal apuntado como responsable de los aumentos al fracasar en el manejo de la economía del país.

Hasta ahora, la Reserva Federal ha comenzado a subir la tasa de interés a una velocidad que no se registró en tres décadas. Al aumentar agresivamente los costos de endeudamiento, la Fed espera enfriar el gasto y el crecimiento lo suficiente como para frenar la inflación sin llevar a la economía a una recesión.

Por su parte, el mandatario estadounidense se ha limitado a criticar a los empresarios por los aumentos excesivos en los precios y aseguró que el Gobierno respondería, aunque hasta ahora nada de ello haya ocurrido.