Mauricio Macri: “Estamos saneando los problemas de fondo, lo que es para siempre cuesta”

Mauricio Macri visitó las instalaciones de los Talleres Metalúrgicos Mazzeo, dentro del parque industrial de Olavarría. Se trata de una empresa que provee insumos a las firmas que explotan los yacimientos gasíferos de Vaca Muerta y que registró una facturación “récord” en 2018.

El Presidente lo afirmó este martes en Olavarría, a la vez que aseguró que su gobierno “trabaja con un rumbo claro”.

Mauricio Macri volvió a afirmar que su gobierno “está en el camino correcto”, luego de recorrer este martes la planta de la cementera Loma Negra, ubicada en el municipio bonaerense de Olavarría.

“El mundo está esperando que en este año fundacional los argentinos digamos: ´No vamos a volver atrás, vamos a seguir por este rumbo´, y eso va a acelerar la recuperación de nuestra economía”, sostuvo Macri.

“Hay mucha gente esperando ver qué es lo que va a pasar, qué es lo que vamos decidir los argentinos”, planteó el jefe de Estado, en obvia referencia a los comicios de octubre, en los que se postula para su reelección.

El Presidente señaló que “estamos saliendo de ese pantano en el cual entramos a partir de abril del año pasado y esta vez lo estamos haciendo sobre bases sólidas, en serio, y entendiendo que todo lo que va en serio y para siempre cuesta, pero estamos trabajando para sanear los problemas de fondo”.

Desde Loma Negra, Macri repasó una lista de países que apoyan el rumbo tomado por su Gobierno, porque -señaló Macri- son las mismas reformas que las naciones más desarrolladas del mundo hicieron “muchos años atrás” y “funcionaron”.

En ese sentido, aseguró que hay que “ir por el camino que ya fueron los que nos rodean; los chilenos, los uruguayos, los paraguayos, los peruanos que hace rato tienen estabilidad, tienen moneda, no lidian con la inflación y tienen crédito en el banco para poder crecer”.

Como contrapartida, criticó los cepos cambiarios -especialmente “el último”- y los controles de moneda de gestiones pasadas al señalar que el Gobierno “trabaja con un rumbo claro”.

“Cuando hablo de atajos o soluciones mágicas les hablo de la cantidad de veces que hemos puestos controles, controles de cambio, diferentes tipos de amibo, cepos, el cepo el último, que destruyeron las exportaciones argentinas; fue un suicidio económico, y no volvimos a caer en esa trampa”, sostuvo.

Macri recordó que había visitado la planta en el 2017 cuando la “economía estaba creciendo pero crecía sobre una economía frágil con una macro economía muy débil que teníamos”.

En ese tramo, apuntó que aparecieron “estas situaciones imprevisibles” que “nos abordaron en el 2018 y nos llevaron a vivir estos meses de enorme inestabilidad, que lo estamos cambiando con convicción, lo mismo que hicieron ustedes (por los directivos de Loma Negra) que no cambiaron los planes y se aferraron fuerte al timón y mantuvieron el rumbo y eso es lo que estamos haciendo como país”.

En ese sentido, Macri los elogió porque “no creyeron en recetas mágicas” ni en “atajos” como aquellas que “la Argentina probó muchas veces a lo largo de 60′ años, recetas milagrosas, atajos que nos nos llevaron a ningún lugar más que a frustrarnos” y distinguió que ahora ahora el Gobierno “trabaja con un rumbo claro”.

Macri expresó que “en esta lenta recuperación, febrero nos ha sorprendido con un muy buen número” ya que “921 mil toneladas de cemento fueron vendidas” y “esto marca que vamos en una lenta recuperación hacia lo que necesitamos, un país que gane dinámica y que vuelva a generar un nivel de actividad que nos permita tener una mayor tranquilidad”.

Antes de recorrer la planta de la cementera ubicada en Olavarría, el Jefe de Estado visitó al Espacio de Primera Infancia (EPI) del Jardín Maternal Mi Casa, donde conversó con las docentes y recorrió el establecimiento al que concurren más de 60 chicos de los barrios Dorrego, San Martín, Pueblo Nuevo y Piquelado.