Belgrano perdió en Mendoza ante Godoy Cruz

Foto: Mundo D

El Pirata cayó ante el Tomba por 2-1 y cortó su racha positiva en el torneo.

El Pirata lo dejó en claro antes del minuto de juego que saldría a buscar los tres puntos. Un disparo de Jorge Ortiz -el más criterioso de los 22- pasó cerca del arco defendido por Burián, después de una buena contra que encabezó Jonathan Ramis.

Sin embargo, en la primera que tuvo el Tomba llegó el gol: un cabezazo bajo y esquinado de Juan Garro dejó sin chances a Lucas Acosta.

Parecía que el local iba a aprovechar el envión y que Belgrano entraba en el desconcierto. Pero el empate celeste llegó rápido y, con él, la tranquilidad para el cuadro de Pablo Lavallén: a los 14, un córner de Marcelo Benítez encontró la cabeza de Lema, que sacó un misil e infló la red.

Belgrano, en esos minutos, se adueñó del juego. A los 20, lo tuvo Erik Godoy, que enganchó en el área y sacó un zurdazo que tapó Burián.

Después, el trámite vertiginoso entró en un parate. Sobre el final de la etapa, el local fue más insidioso y Belgrano se quedó con la contra. Pudo desnivelar «el Morro» García, pero usó la mano para empujarla y el árbitro invalidó la acción.

Algunos errores defensivos complicaron al Pirata, sobre todo en la salida, pero el Bodeguero se repetía en centros que siempre encontraron las manos seguras de Acosta. Y a Belgrano le costó mucho más hacerse de la pelota.

Lavallén cambió por las bandas. Decidido a jugar de contra, apostó por la velocidad de Joel Amoroso y Jonás Aguirre. Y Belgrano pareció acomodarse a esa situación.

El empate le calzaba bien a un partido en el que todo se repartía equitativamente. Sin embargo, un descuido en la cobertura defensiva, con responsabilidad compartida entre Lema y Acosta, le permitió al “Morro” García poner al local arriba en el marcador.

Después, el cuadro mendocino administró con tranquilidad el juego, con la pelota en su poder. Belgrano se había quedado sin resto para ir a buscarlo.

Fuente: Mundo D