¿Qué debe pasar para que Argentina clasifique al Mundial?

Foto: Ole

Tras el empate con Perú, por suerte se dieron algunos resultados que mantienen viva la ilusión argentina. El próximo martes, la selección visita al eliminado Ecuador y con un triunfo en la altura de Quito se asegurará al menos el repechaje ante Nueva Zelanda. Mirá todas las posibilidades.

Con la calculadora en mano, Argentina buscará la hazaña en Quito ante Ecuador para asegurarse al menos el repechaje, para definir ante Nueva Zelanda el pase al Mundial de Rusia 2018.

El empate ante Perú en «La Bombonera» no fue tan malo, ya que con un triunfo no dependerá de otros resultados y puede ir a la repesca o incluso clasificar en forma directa a la Copa del Mundo.

Los resultados que se dieron tanto en esta jornada como en la anterior generaron que el elenco nacional siga con chances de entrar al máximo torneo futbolístico e incluso un empate también podría clasificarlo directamente o a la repesca, pero ya dependiendo de otros resultados.

Si Argentina le gana a Ecuador podrá clasificar a Rusia, siempre y cuando empaten Perú y Colombia; haya algún ganador en ese encuentro y Chile no triunfe ante Brasil; o que una victoria de Perú sobre Colombia sea por una diferencia de menor a la que obtengan los dirigidos por Sampaoli en Quito.

Un empate argentino en Quito también lo podrá dejar en Rusia o en el repechaje, pero acá la combinación de resultados es más compleja.

Para ir directamente al Mundial, deberá esperar tres resultados: que Colombia derrote a Perú o que Perú supere a Colombia por dos goles de diferencia; que Chile pierda por al menos dos tantos como visitante ante Brasil y que Paraguay no sume de a tres como local ante Venezuela.

En caso de que falle una sola de todas estas combinaciones, los dirigidos por Jorge Sampaoli irán a la repesca.

Esta eliminatoria es tan irregular que la Selección puede ir a enfrentar a Nueva Zelanda hasta perdiendo en Quito: Colombia debe vencer a Perú en Lima por una diferencia mayor a la que caiga la «Albiceleste» (si pierde Argentina 1-0, 2-1, 3-2, los «cafeteros» deberán superar a los incaicos 2-0, 3-1, 4-2, respectivamente) y Paraguay no debe derrotar a Venezuela en Asunción.

Este martes próximo es la hora de la verdad y Argentina depende de sí misma, tiene que ganar, ni más ni menos. El resultado ante Ecuador definirá si se viaja a Rusia, a Nueva Zelanda o si se mira por televisión.