Boca: Cubas se recupera para el Superclásico

cubas

El mediocampista, una de las mejores apariciones de las inferiores xeneizes en los últimos tiempos, se recuperó del desgarro que lo aquejaba, por lo que estará preparado para los Superclásicos ante River Plate.

 

Cubas, aquejado desde hace 10 días por una ruptura fibrilar en el pectí­neo del muslo derecho, había entrenado en soledad el fin de semana, ayer repitió una rutina física en doble turno y durante esta jornada trabajó con la pelota en la sesión a puertas cerradas que efectuó Boca en el predio de Casa Amarilla.

El jugador nacido hace 18 años en Aristóbulo del Valle, en Misiones, se desgarró en ocasión del partido que Boca le ganó a Lanús (3-1) como visitante por la décima fecha del torneo de Primera División, algo que causó alerta ya que el otro jugador que se desempeña como volante central, Cristian Erbes, padece una lesión que lo mantendrá afuera del equipo hasta agosto.

En ese contexto, la evolución de Cubas es una buena noticia para el entrenador Rodolfo Arruabarrena, ya que se acercan tres partidos clave para su ciclo ante River, el primero el domingo próximo en La Boca por el torneo local, y luego el 7 y 14 de mayo, por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Cubas participó de las tareas recreativas con pelota y luego se calzó una pechera blanca para la tarea táctica junto a Agustín Orión, Gino Peruzzi, Guillermo Burdisso, Daniel ‘Cata’ Díaz, Luciano Monzón, Marcelo Meli y Nicolás Lodeiro.

Ese grupo era atacado por los de pechera amarilla, primero por Cristian Pavón, Jonathan Calleri y Federico ‘Pachi’ Carrizo, y luego por un trío compuesto por Juan Manuel ‘Burrito’ Martínez, Daniel Osvaldo y Andrés Chávez.

El ensayo táctico, que incluía presión para recuperar la pelota y también tareas de retroceso, fue dirigido por el ‘Vasco’ Arruabarrena junto a su ayudante de campo Diego Markic.

Luego, el DT armó otra defensa con Guillermo Sara, Leandro Marín, Alexis Rolín, Marco Torsiglieri y Nicolás Colazo, y en el medio se acoplaron Gonzalo Castellani, el cordobés Federico Bravo y Pablo Pérez, todos con pechera blanca.

Del otro lado, con pechera amarilla, estuvieron Osvaldo, Chávez, el ‘Burrito’ Martínez, Mauro Dalla Costa, Rodrigo Bentancur, Tomás Pochettino, Fernando Gago y el chileno José Fuenzalida.

Sin dudas, a cinco días del primer superclásico, la recuperación de Cubas fue la mejor noticia para el cuerpo técnico, más allá de la mesura que mostró Arruabarrena en su última rueda de prensa.

«Veo difícil que llegue para el primer partido», lanzó el ‘Vasco’, aunque el misionero hace lo posible para decir presente en ese superclásico inicial.

En otro orden, Boca reiteró que para el superclásico del domingo a las 18.15 en ‘La Bombonera’ solo estarán habilitados para ingresar al estadio 25.000 socios activos, sobre un total de 68.000, lo que seguramente no caerá bien entre los hinchas.

Boca adelantó en las últimas horas que para poder ver el partido del domingo cada socio debió haber presenciado «tres partidos del torneo local», caso contrario no podrá ingresar al estadio.