Cristian Romero, el último fichaje argentino de la Juventus

El ex defensor central de Belgrano de Córdoba, tiene 21 años y el año pasado fue transferido al fútbol italiano. Por lo hecho la temporada 2018/19, donde jugó 27 partidos en Genoa y fue una de las revelaciones de la Serie A, la Vecchia Signora posó sus ojos sobre él y jugará al lado de Cristiano Ronaldo.

Sin duda, es un fichaje importante para el cuadro italiano dirigido por Maurizio Sarri, que espera seguir mejorando un proyecto que cuenta con unas excelentes apuestas deportivas gracias a los resultados obtenidos la temporada pasada, en la que fueron campeones de la Serie A y alcanzaron los cuartos de final de la Champions League.

El nombre de Cristian Romero suena desconocido al oído de la mayoría de los futboleros argentinos (con la excepción de aquellos que viven en Córdoba). Al cabo, el Cuti , de 21 años, apenas si llegó a disputar 17 partidos con la camiseta de Belgrano de Córdoba en las dos temporadas que pasó en la Primera del Pirata. Sin embargo, el marcador central está a punto de convertirse en uno de los defensores más caros de la historia del fútbol nacional: Juventus acordó con Genoa la compra del jugador en 20 millones de euros (unos 22 millones de dólares).

Nacido el 27 de abril de 1998 en la capital cordobesa, Romero realizó todo su trayecto de Divisiones Inferiores en Belgrano , equipo del que es hincha. Sin embargo, antes de llegar al club, tuvo un paso por las Infantiles del máximo rival: «Comencé a jugar en San Lorenzo de Las Flores y después, a través de una familia amiga, llegué a Talleres . Estuve dos años, hasta que mi papá me gestionó una prueba en Belgrano», contó el zaguero hace un par de años, en declaraciones al sitio oficial del conjunto cordobés. Fue justamente en una final entre la T y el Pirata cuando en Barrio Alberdi se convencieron de ficharlo: menos de una semana después de aquel partido, el defensor ya se vestía de celeste.

Tras destacarse durante las categorías formativas, a principios de 2016 se sumó al plantel principal y seis meses después firmó su primer contrato, a pesar de que aún no había debutado en Primera. Fue Esteban González, que lo había tenido en su paso por la Reserva, quien le dio la chance de jugar su primer partido profesional: el 28 de agosto de aquel año, con 18 años, jugó como titular frente a Independiente, en el estreno de Belgrano en el campeonato, y aunque el equipo perdió 1-0, Romero tuvo una buena actuación y hasta le tiró un caño a Germán Denis.