Habilitan más camas en el Hospital San Roque

Este lunes quedaron instaladas 24 camas críticas en el Hospital San Roque de Córdoba Capital, ubicadas en el primer piso del establecimiento, además de las 30 que están emplazadas en las dos Unidades de Cuidados Intensivos, en el contexto de la pandemia por coronavirus.

En este sentido, este martes continuará el acondicionamiento del resto de los pisos hasta completar la totalidad de los 7 pisos, lo que supondrá contar en total con 174 camas críticas.

Asimismo, desde la Provincia señalaron que concluyeron los trabajos de platea en el predio del mismo nosocomio, donde se instalará el Hospital que Nación asignó a Córdoba para la contingencia.

El sistema de salud cordobés deficiente y colapsado

El ensanchamiento de las terapias públicas tiene como objetivo evitar el colapso del sistema de salud. En épocas habituales, el porcentaje de ocupación hospitalaria ronda entre el 70 y el 80 por ciento, debito a los pacientes que necesitan atención especializada por diversas causas. Por caso: accidentes cerebrovasculares y en la vía pública, inmunosuprimidos, entre otros.

Pero en invierno, la demanda de internación pediátrica y neonatal aumenta un 40 por ciento, debido al brote de infecciones respiratorias agudas. La ocupación en las terapias públicas supera, la mayoría de las veces, el ciento por ciento. Y entonces se deben realizar derivaciones que resultan eternas y angustiantes para los papás y los equipos de salud.

Si, como se espera, el Covid-19 llegara a circular durante este invierno, la actual capacidad de internación podría no ser suficiente. Hay que tener en cuenta que es un virus nuevo y la población no tiene inmunidad. Además, por la pérdida de empleo, cada vez más personas se quedan sin obra social, aumentando aún más la demanda en los hospitales públicos.

Según datos del Registro de Unidades de Gestión de Prestaciones de Salud (R.U.Ge.Pre.Sa.), además de las terapias, existen en Córdoba 4.263 camas comunes de internación en el sector privado y otras 3.193 en el público.

¿Será suficiente? Todo dependerá de la tasa de ataque, es decir, del porcentaje de la población que resultará finalmente afectada por el nuevo virus.