La recaudación de Córdoba mejoró pero no le gana a la inflación

Los ingresos llegaron a $20.197 millones, 49,1% más que en 2018 pero 4% menos en términos reales. Sin embargo, la mejora es relativa porque llegó vía recaudación extraordinaria del Inmobiliario Rural por vencimientos cambiados respecto al año pasado. Ingresos Brutos apenas subió 34%

La recaudación provincial alcanzó en mayo pasado a 20.197, 49,1 por ciento por encima de la registrada un año atrás en términos nominales pero cuatro por ciento inferior a valores constantes, según datos informados por el Ministerio de Finanzas de Córdoba.

En ese marco, los ingresos propios alcanzaron 7.578 millones de pesos, 49 por ciento por encima de mayo del año anterior, mientras que los giros nacionales fueron 12.619 millones de pesos, con un alza de 49,2 por ciento con relación a 2018.

“La foto” de mayo muestra así la mejor performance desde agosto de 2018 en términos reales, esto es quitado el componente inflacionario de cada período.

Efectivamente, èse fue el último mes en que los ingresos provinciales mostraron un crecimiento interanual a valores constantes. Desde entonces, la recaudación entró en un tobogán que tuvo como piso el mes de febrero pasado, cuando la caída real de los ingresos llegó a 17,3 por ciento. Desde entonces, la baja real comenzó a desacelerar. Ya en marzo fue de 14,8 por ciento, en abril de 6,9 por ciento y ahora, en junio, de cuatro por ciento.
Sin embargo, al desglosar los datos de mayo, surgen algunos interrogantes que ponen en dudas la real recuperación de los ingresos.

Por lo pronto, Ingresos Brutos, el principal tributo que aporta a las cuentas provinciales, apenas subió 34 por ciento y recaudó en mayo 4.881 millones de pesos. La suba porcentual se ubica casi 20 puntos porcentuales por debajo de la inflación del período.

El tributo es un termómetro del nivel de actividad y la inflación. De todas formas, hay que aclarar que, a los efectos de la comparación interanual, IIBB redujo alícuotas a partir de las obligaciones asumidas entre el Gobierno nacional y las provincias en el Consenso Fiscal. Si esos cambios no se hubiesen producido, la recaudación de Ingresos Brutos igual habría caído en términos reales aunque entre ocho y 10 puntos porcentuales y no casi 20, tal como fue esta vez.

En cuanto a los denominados impuestos patrimoniales, mostraron una suba contundente a partir de la muy buena evolución del Inmobiliario Rural. Es que ese tributo registró este año el vencimiento de la cuota única en mayo a diferencia del año pasado.
En ese marco, el Inmobiliario en general recaudó 1.441 millones de pesos, 300 por ciento más que un año atrás.

Por su parte, el Automotor logró ingresos por 279 millones de pesos, apenas 23 por ciento más que el año pasado. Al igual que en el Inmobiliario Rural, pero a la inversa, el año pasado el primer vencimiento de la “patente” operaba en mayo, no así este año por lo que la caída de la recaudación a valores constantes de ese tributo es ciertamente marcada.

Finalmente, el impuesto de Sellos recaudó 646 millones de pesos, ocho por ciento por encima del año pasado y muy por debajo de la inflación del período.
Incidió para la caída real, la drástica baja en el nivel de operaciones gravadas por ese tributo, entre ellas la compra venta de bienes durables (inmuebles, autos y electrodomésticos), además de la actividad financiera.

Fue marginal el aporte del impuesto a las Embarcaciones que sumó 1,5 millones de pesos en ese mes.

En cuanto a los recursos no tributarios, las multas de la Caminera reportaron 146 millones de pesos en el quinto mes del año.

Envíos nacionales

Respecto a los giros de la Nación a Córdoba, en mayo alcanzaron 12.619 millones de pesos, 49,2 por ciento más que un año atrás.

La dinámica de los recursos de origen nacional se explicó principalmente por el desempeño del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto a las Ganancias, que en conjunto representaron 94 por ciento del total de recursos nacionales del mes pasado.

El IVA representó 43 por ciento del total de recursos nacionales recibidos y presentó un crecimiento interanual de 44 por ciento en términos nominales, equivalente a una caída de siete por ciento en términos reales.

Por su parte, en mayo, el Impuesto a las Ganancias sobrepasó la importancia del IVA y explicó 51 por ciento del total de recursos nacionales recibidos.

Ese tributo registró una variación interanual de 72 por ciento en términos nominales, lo que equivale a un incremento real de 11 por ciento. El buen desempeño se vincula a que en mayo vencía, para las personas jurídicas, el plazo para presentar las declaraciones juradas de 2018, lo que implicaba ingresar el saldo resultante respecto a los adelantos efectuados mes a mes a lo largo del año.

Acumulado anual

Finalmente, en el acumulado de los primeros cinco meses del año, la recaudación total alcanzó a 85.331 millones de pesos, 36,1 por ciento por encima del año pasado.

En tanto, los recursos propios aportaron 36.240 millones de pesos, 28,8 por ciento extra con relación a 2018. Dentro de ese concepto, Ingresos Brutos aportó 22.614 millones de pesos, 26,3 por ciento más que un año atrás mientras que el Inmobiliario sumó 7.240 millones de pesos, 42,2 por ciento por encima de igual período del año pasado.

Por último, los giros nacionales a Córdoba totalizaron hasta el 31 de mayo 49.091 millones de pesos, 42,09 millones de pesos respecto al año anterior.

En todos los casos, la suba se ubicó por debajo de la inflación acumulada en el período.