“Cocodrilo que se duerme es cartera”

Cosecha gruesa 2013_14
Cosecha gruesa 2013_14
Cosecha gruesa 2013_14

Las lluvias registradas en el principal núcleo productivo agropecuario demoran los trabajos de recolección de los cultivos estivales de la campaña vigente.

Según un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, “las labores de recolección de maíz con destino a grano comercial, avanzan de forma lenta, afectadas por las continuas lluvias que se vienen registrando sobre el margen este del área agrícola nacional”.

Se lleva cosechado el 13% del área apta, que en números absolutos son más de 450.000 hectáreas, aportando así un volumen en chacra de 3 millones de toneladas y con un rinde promedio de 67,7 quintales por hectárea, 3,7 quintales superior a lo relevado la semana pasada. En lo que hace al avance de cosecha, se registra un retraso interanual del 11%. En ese contexto, la Bolsa mantiene una perspectiva de cosecha de 24 millones de toneladas de maíz.

Los mayores progresos de trilla se dieron en el centro-norte de Santa Fe, en el centro-este de Entre Ríos y las zonas núcleo norte y sur, en donde se continúan registrando productividades por debajo de los rendimientos medios históricos regionales. “Las anomalías climáticas de los meses de diciembre y enero han afectado de forma severa los rendimientos potenciales, así como también han generado pérdidas totales de lotes de maíz temprano”, sostiene el Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa.

No obstante, reconoce que a medida que avanza la trilla del cereal, “las productividades por hectárea van mejorando, impulsando así el rendimiento medio nacional hacia arriba. La gran expectativa por parte del productor está ubicada en los materiales de siembra tardía o en aquellos implantados detrás de cultivos de invierno, los cuales hoy denotan un muy buen estado”. El extremo norte del área agrícola (NOA, NEA, centro-norte de Córdoba y el centro-norte de Santa Fe) de esta campaña presenta muy buenas condiciones en los materiales sembrados a partir de diciembre en adelante.

Soja

En lo que hace a la soja, la recolección nacional alcanzó el 9,5% de la superficie apta, con un rinde medio de 21,8 quintales por hectárea. En ese escenario, la entidad prevé una cosecha de 54,5 millones de toneladas para la campaña en curso, que de concretarse reflejaría un incremento interanual del 12,4%.

Girasol

Por último, la trilla de girasol se acerca a su tramo final con un avance en la recolección del 85,5% del área apta. Más de 1,2 millón de hectáreas fueron cosechadas, con un rinde promedio de 15,5 quintales por hectárea, que permiten calcular un volumen acumulado en chacra superior a 1,87 millón de toneladas y una proyección de producción total de 2,3 millones.

Fuente: Ámbito Financiero

A no dormirse con las acciones específicas del manejo y con el monitoreo…

Preocupa la falta de piso e incluso las inundaciones  producidas en el primer trimestre del 2014 en extensas áreas de la zona agrícola más fuerte del país.

Con respecto a los cultivos estivales, se puede decir en líneas generales, que los que hallan retrasado la siembra se verán con mayores expectativas de cosecha. Sin embargo los productores  no deberán descuidar el aspecto sanitario, ya que los excesos hídricos y seguidillas con humedad relativa ambiente superior al 80 %,  pueden traer serios problemas sanitarios.

Particularmente en soja hay que monitorear los lotes y si es necesario protegerlos con fungicidas preventivos para que no sean perjudicados por enfermedades de fin de ciclo. Estas son muy comunes en las condiciones agroecológicas reinantes. (mas detalles en el link)

Sorgo de Alepo contaminado lote de soja
Sorgo de Alepo contaminado lote de soja

También hay que atender a las malezas que afectan la calidad de cosecha. Es importante identificarlas y cuantificarlas para tener una noción más precisa de los métodos de lucha que sean mas eficaces en su control.

Para los cultivos que ya hallan completado el llenado de grano y estén por madurar, les podría resultar favorable incluso una helada. Este evento natural (siempre que no sea prematuro) colabora con el secado del material a cosechar y también erradica las malezas presentes del período estival.

Otra forma muy utilizada pero aún desconocida por muchos productores son los  productos registrados que actúan como desecantes químicos y son muy útiles para eliminar todo el material verde en pié. Se trata de herbicidas de contacto, de amplio espectro y de acción rápida. Sin desatender a  los efectos tóxicos que pudieran tener y aplicados de manera segura para el ambiente,  contribuyen mucho a mejorar la calidad del producto al momento de cosecha y disminuir los riesgos que se incrementan por la demora en la recolección.

Con respecto al  maíz hay que tener en cuenta que es un cultivo de porte alto y  muy susceptibles al vuelco  producido por  enfermedades en el cuello, provocadas por el complejo de hongos del suelo. Según Carmona (reconocido especialista en fitopatología) estos habitantes edáficos pueden ser: Fusarium graminearum  (forma asexual),  Giberella zeae  (forma sexual), Fusarium  verticillioides ,  (Syn F. moniliforme), Stenocarpella spp 

(Diplodia spp ), Colletotrichum graminicola y Macrophomina phaseolina.

Diatraea sacharallisEl cultivo del Maíz también puede volcarse por los ataques del insecto conocido como “barrenador del tallo” (Diatraea sacharallis), quién puede  hacer estragos, sobre todo en materiales que no estén protegidos por el evento transgénico Bt, o  con insecticidas específicos aplicados oportunamente sobre variedades susceptibles a la plaga.

Con respecto al girasol también tiene un porte alto y el capítulo que es la parte más pesada de la planta en muchos casos se encuentra superando los 1, 75 mts de altura. Esto trae como consecuencia que las tormentas con lluvias y fuertes vientos aumenten el problema del vuelco. Este efecto es más severo en girasoles con altas densidades y a su vez también tienen mayor incidencia en el contagio de enfermedades y podredumbres. El retraso de la cosecha por falta de piso y humedad son particularmente problemáticos para el cultivo ya que por un lado aumenta las pérdidas por caída de granos maduros al suelo,  como también incrementa el tiempo para que las palomas se alimenten del capítulo. Por si esto fuera poco y  como corolario

Marchitez por verticilosis en Girasol
Marchitez por verticilosis en Girasol

se aumenta el riesgo de contaminación con malezas indeseables y ataques de enfermedades como la Verticilosis del girasol (Verticillium dahliae/ver link).

Todos estos detalles son más fáciles de prever y corregir  a través de la elección correcta de la densidad de siembra cultivares que tengan mejor comportamientos a enfermedades precosecha. Pero una vez establecido el cultivo, lo único que queda es el monitoreo, la aplicación de fitosanitarios específicos y esperar a que las condiciones sean favorables para la cosecha.

Los más perjudicados deberán ser asistidos por las autoridades gubernamentales

Lamentablemente son grandes las pérdidas producidas por severos déficit hídricos y excesos de temperaturas acontecidas en los meses de diciembre y enero del vigente. En contraste también están los campos  afectados por los excesos de lluvias producidas en febrero y especialmente por las  cuantiosas registradas en las últimas 48 hs.

También cayeron en  desgracia los que fueron afectados por fuertes tormentas de viento y granizo, y de ésto saben muy bien los productores de Río Cuarto y Berrotarán que han sido azotados como nunca en éste fatídico comienzo del  2014.

Los que se encuentren en éste grupo y no hallan contratado un seguro agrícola, deberán ser atendidos, escuchados y sobre todo asistidos con hechos concretos por los estados provinciales y/o nacional. Aunque resulte redundante,  hay que hacer llegar contundentemente el reclamo a las autoridades gubernamentales para que éstos tomen cartas en las necesidades urgentes y brinden  asistencia en tiempo y forma. No conviene actuar con escepticismo sabiendo que  por lo general los gobernantes suelen hacer “oídos sordos” a los reclamos genuinos de los productores agropecuarios. Estos deben atender bien a los productores más afectados, y no  olvidar  que son beneficiados por los mismos, año a año y extraen la mayor proporción de la recaudación en sus arcas con los impuestos que se gravan al campo en sus más diversas modalidades.

Es hora que el federalismo y el apoyo al sector rural que se promulga en los actos proselitistas tengan  su correlato en los hechos. No solo con herramientas de gestión típicas como las facilidades de crédito y excepciones impositivas, sino con obras de infraestructura civil y de fondo  (caminos vecinales en buen estado, terraplenes, obras hidráulicas de contención y drenaje de los excedentes hídricos). Es importante también que los productores sean asistidos y capacitados  para que puedan concretar acuerdos entre vecinos y favorecer el asociativismo. Esta es una herramienta fundamental y de alto impacto para materializar acciones concretas de alto nivel de inversión. 

En resumen

Todos los actores directos e indirectos del sector agrícola deberán estar atentos a poder concretar la cosecha de la actual campaña.

No hay que descartar los métodos químicos para el secado rápido de los cultivos cuando se aproxime la cosecha, ya  que las previsiones climáticas auguran que continúen e incluso se intensifiquen los posibles excesos de las lluvias que ya están siendo reportados.

En el Este de la provincia de Córdoba,  Sur de  Santa Fe y Norte de Bs AS, como también extensas zonas de el litoral los pisos arcillosos pueden agravar aún más el problema de la falta de piso. Esto solamente puede ser resuelto demorando la entrada de las cosechadoras, en los casos en que no se llegue tarde. Para los que se encuentren incluidos en este panorama, deberán mantener lo mejor posible los accesos (caminos y terraplenes) cuando el suelo se oree y se pueda trabajar.

Zanjas de drenaje en Carmen de Areco-(BS AS.) construidas en perídos sin lluvias excesivas
Zanjas de drenaje en Carmen de Areco (BS AS.) – construidas en períodos sin lluvias excesivas-

Es menester reiterar,  atender al aspecto sanitario integral de los cultivos, cuidándolos del ataque de plagas, enfermedades y malezas favorecidas por temperaturas moderadas y tiempo con exceso de humedad y copiosas lluvias.

Conclusión

No se presenta fácil el escenario para la cosecha de la campaña 2013/14. Quienes hallan retrasado la siembra y de no constatarse heladas tempranas que puedan afectar el llenado de grano, serán probablemente los más beneficiados. Sin embargo (palabras más, palabras menos) todavía queda el 90 por ciento de la cosecha de Maíz y soja en pié y si bien hay expectativas por la “gruesa”, nada se puede asegurar, hasta que los granos estén bien guardados.

Habrá que dormir con un “ojo abierto” y parafraseando un viejo refrán pero muy sabio:  “Cocodrilo que se duerme es cartera”.