EE UU desplazó a Argentina como proveedor de trigo de Brasil

118

Buque mercante cargando trigo en NorteaméricaEn los medios de comunicación voceros del Gobierno Nacional promulgan que es fundamental cambiar el monocultivo de soja por una rotación. Sin embargo a la hora de ser coherentes con una política que favorezca tal inquietud, lo que se materealiza es todo lo contrario. 

Los frenos al libre comercio del trigo, sumado a la sequía en diversas áreas de la región pampeana (dónde se cultiva mayormente) hicieron que el stock granario del cereal  se halla afectado sobremanera.

Esto confirma que Argentina pierde mercados históricos que luego serán dificiles de recuperar. Un ejemplo cabal es lo que sucede con Estados Unidos, que exporta el mayor volumen de trigo a Brasil; algo que años atrás era impensado, teniendo en cuenta las ventajas competitivas que tenemos con respecto a Norteamérica para venderle trigo al país “carioca” .

Según un relevamiento realizado por Leandro Pierbattisti, asesor de la Federación de Acopiadores, con cruzamiento de datos de exportaciones, hasta el 17 de octubre de 2013 (datos correspondientes a la cosecha 2012/2013), Estados Unidos exportó a Brasil 2,7 millones de toneladas de trigo. La Argentina quedó un poco más abajo: 2,5 millones de toneladas.

Según publicó La Nación, Brasil es, junto con Indonesia, el segundo comprador de trigo del mundo después de Egipto. Este año lleva importados 5,24 millones de toneladas de trigo.

La diferencia de los Estados Unidos con la Argentina podría ser aún mayor en lo que resta de 2013. Según Pierbattisti, hacia fines de año los Estados Unidos podrían cerrar sus ventas con un total de 3 millones de toneladas. Estados Unidos es el principal exportador mundial del cereal. Sobre una proyección de 30 millones de toneladas para todo 2013, ya colocó en el mercado global el 70 por ciento.

La avanzada del trigo norteamericano en Brasil es aún más destacable si se tiene en cuenta que en 2012 sólo colocó allí 54.000 toneladas, cuando la Argentina había vendido 5,05 millones de toneladas.

La Argentina fue perdiendo terreno en Brasil de manera constante. Las estadísticas lo muestran: entre las campañas 2000/01 a 2006/07, en promedio la Argentina tuvo el 91% del mercado de trigo brasileño. Después pasó al 69% en promedio del período 2007/08 a 2011/12. Peor aún le fue este año. “En 2012/13 la participación de la Argentina cayó al 36%”, señaló el asesor de la Federación de Acopiadores.

Semejante derrumbe obedece a que la Argentina, en medio de una siembra y cosecha en baja por el intervencionismo del Gobierno, redujo el saldo exportable. A modo de ejemplo, de la última cosecha el Gobierno autorizó exportar 5 millones de toneladas. Pero al malograrse la cosecha y terminar con 8,2 millones de toneladas, un 43,4% inferior al ciclo anterior, decidió recortar el cupo total de exportación a 3 millones de toneladas.

Este informe debe ser tenido en cuenta, ya que tenemos la oportunidad de revertir la situación y de paso adecuarnos más a nuestra historia. Argentina necesita más trigo y el mundo también. ¿Qué otra señal hace falta para cambiar éste rumbo harto errático en materia de granos?