El Yoga facial como alternativa de tratamiento antiarrugas

El Sol y la contaminación, son factores que destruyen el colágeno natural de nuestra piel y hacen que se vea seca y envejecida antes de tiempo. También el exceso de consumo de alcohol y tabaco y hasta el estrés son las pesadillas del cutis.  Además los gestos, muecas o movimientos que realizamos de manera habitual pueden causar arrugas.

El “yoga facial”, activa la circulación y oxigenación de los tejidos. Consta de movimientos naturales que no requieren de cosméticos extra, pero pueden complementarse con cremas hidratantes u otros tratamientos de rejuvenecimiento como los de NuSkin.

Esta es la propuesta de Xuan Lan, quien desarrolló esta práctica basada en  ejercicios que fortalecen los músculos del rostro y del cuello, para ralentizar la flaccidez de la piel.

Una parte importante de esta práctica radica en que entre cada ejercicio se recomienda respirar y relajar la cara.

La especialista recomienda realizar esta práctica cinco veces por semana por la mañana a primera hora o por la noche antes de irse a dormir.

¿Por qué?

“Si practicas por la mañana, se despiertan los músculos de la cara durante todo el día. La mayoría de nosotros tenemos expresiones faciales que nos producen arrugas, por ejemplo, con el ceño fruncido, la sonrisa… Practicar por la mañana puede ayudar a romper los malos hábitos ya que fortalecemos el músculo e impedimos que las expresiones faciales se acentúen” aseguró la especialista Xuan Lan.

Pasos a seguir:

Para tonificar la piel de los párpados superiores. Apoyar los dedos en la parte superior de la frente y presionar hacia arriba para que se levanten las cejas. Abrir los ojos y mirar hacia arriba.

Luego, para activar los párpados, intentar cerrar los ojos sin dejar de mirar hacia arriba. Hacer todo esto respirando con calma, para no ir demasiado rápido.

¿Cuando se empiezan a visualizar los resultados?

Algunas personas ven los resultados de inmediato, incluso después de una práctica. Pero es después de 4 semanas cuando aparecen signos visibles“. Seguramente al principio no seas consciente de los mismos, porque estás descubriendo tu imagen día a día y la evolución es diaria, pero si quieres medir los resultados, hazte fotos para registrar el cambio.

En este vídeo te explican una práctica para evitar las arrugas. Trabajaremos con ejercicios, medidos por segundos y estimulados con determinados movimientos: cuello, barbilla, labios, pómulos, ojos y frente.

Para asegurarse de que estás utilizando los músculos correctos y moverlos correctamente, cuando comienzas “debes practicar delante del espejo hasta que controles bien el ejercicio.