Mirá el maquillaje que se usará este verano

Las tendencias de la temporada.

Ya están declaradas las bases del manifiesto del make up que va a dominar este verano. Y si bien muchas de las tendencias vienen del año último, se reversionan con nuevos giros apoyados, principalmente, en los efectos visuales del color y las texturas. Así lo explican los especialistas en maquillaje.

El glossy, ese amigo húmedo y pegajoso del satinado, que ya estaba en labios, trasciende a párpados, pómulos y llega a la hendidura sobre la boca. “La clave para no sentirse pegoteada y grasosa es limitarlo a zonas muy puntuales y sobre bases ultra opacas para acentuar contrastes”, adelanta Jazmín Calcarami. El extra glossy es simple de lograr, un bálsamo labial sobre la sombra de ojos alcanza. Con cejas despeinadas y pestañas cargadas, gol.

Los brillos vienen en pigmentos metalizados -los plateados y dorados ahora suman colores- y también son impulsados por la fuerza de la glittermanía. Directamente desde el universo de unicornios, sirenas y arcoiris, el glitter llega a ojos, labios y pómulos. Eso sí, es un método que requiere prolijidad extrema en la aplicación.

Los labios son la única zona que tiene la opción de bajarse del brillo esta temporada. Los colores oscuros como los bordó seguirán en vigencia pero se suman los clásicos de todos los veranos, como los rojos más anaranjados. “Está bien que contrasten mucho con la humedad de la piel y que el delineado sea rígido y se esfume hacia el centro”, explica Estefanía Novillo.

En vistas de su permanencia en escena también en la temporada otoño invierno 2018, un labial ultra mate es buena inversión.

En el otro extremo, pieles naturales y satinadas refuerzan la tendencia del no make up que también crece.

 Trazos metal. Un cuarteto de colores de sombras, resaltando teatralmente las formas del ojo con delineados gruesos y brillantes que dibujan arcos en los párpados.

 Bocas intensas. En contraste con los acabados glossy, los labiales mate renuevan vigencia y apuestan a tonos bien oscuros o altamente estridentes.

 Cejas arty. Los marcos de color para la mirada escapan de la sutileza y apuestan a la exageración en las propuestas artísticas.

 No make up. Tonos súper naturales y piel satinada retoman el concepto del maquillaje invisible. Se empiezan a aceptar accesorios.

 Ojos mariposa. Se aplican sombras de colores, en polvo o cremosas, en el párpado móvil buscando el efecto desperfecto: los tonos se mezclan creando formas. Lleva un toque de sombra metalizada en el lagrimal y centro del párpado.

Aliados del make up más trendy

Los cinco productos que ganan en color y textura

 

 La Pallete La Rose. El tono que gana esta temporada en un set completo, Lancôme $ 2100

 Gloss Volupte. Labial extremadente brillante, Yves Saint Laurent, $ 780

 BB cream. En tres tonos, base hidratante. Rimmel London, $ 205

Lash Power Flutter to Full Mascara. Permite un volumen personalizado. Clinique, $ 690

 Rouge Interdit. En colorado encendido, Givenchy, $ 790