Pampita lloro por la denuncia de su ex niñera ¿Soy mala madre por trabajar de noche?

La conductora se quebró en su programa al hablar de las acusaciones que le hace Viviana Benitez, su ex empleada.

Son días de gran sensibilidad para Pampita tras recibir una denuncia de Viviana Benítez, la (ahora) exniñera de sus hijos que trabaja en su casa desde 2014. Al referirse al tema en Pampita online, la conductora terminó llorando desconsoladamente.

“Hoy a la mañana decía que ella llevaba a los chicos al colegio. Esperá: llevabas al más chico de 5 años en taxi a tres cuadras. No es que caminabas con tres chicos bajo la lluvia. Llevaba al más chiquito en taxi. No, no con un taxi. Tengo un chofer y hacía tres cuadras”, empezó diciendo.

“Dijo que yo no me levantaba a la mañana. No me levanto porque termino a las doce y media, llegó a la una y media de la mañana, como y me acuesto a la una y media o dos de la mañana. Por eso me no levanto… ¿Qué? ¿Me está juzgando como madre? ¿Soy mala madre porque trabajo de noche? Tengo dos trabajos y uno es de noche. Ahí hay malicia”, lanzó, mientras la emoción le ganaba y rompía en llanto.

“No se puede hablar así. ‘Cuando se separó estaba en el cuarto porque no quería que los chicos la vean triste’. ¿Qué quería? ¿Que me vean triste mis hijos? Si yo tenía empleadas para que los cuiden y no me podía quedar en mi cuarto porque estaba triste. ¿No era mejor que no me vean triste?”, siguió, dolida y entre lágrimas por el escándalo mediático. “¿No fue la mejor decisión? ¿Por qué sale a decir estas cosas? ¿Por qué? Si ella sabe lo que he vivido estos años. Duele que te claven un puñal en la espalda con la mentira”, continuó, con lágrimas de bronca.

“Soy excelente madre y soy excelente empleadora y me voy a defender con todas las de la Ley. La gente dice ‘los juicios laborales los ganan los empleados’. ¡No me importa si la Ley no me da la razón! Yo me voy a defender. Estoy en un país donde hay democracia, hay Ley, hay Justicia. ¡Lo voy a intentar! No voy a arreglar ni un peso porque esta es la verdad y no me importa cómo se maneja el resto”, aseveró la jurado del Súper Bailando, contundente.

“Yo tengo las pruebas y tengo la conciencia tranquila. Si no las tuviera, que por suerte las tengo, yo se quién soy. Nadie va a decir una mentira”, se defendió, sin poder contenerse. “El juez que me corresponde está de licencia y no pudimos hacer el bozal legal. Hoy a primera hora, fuimos a las ocho de la mañana con los papeles, y justo tuvimos la mala suerte de que el juez que me corresponde está de licencia. No se pudo y hoy se va a pasear por todos los programas. Lo intentamos hacer, pero el daño ya está hecho. ¡Si ya lleva sentada en siete programas!”, cerró Pampita, dolida.