Risotto con chorizo

Ingredientes

para 3 porciones

  • 1 cebolla morada
  • 1/2 morrón
  • 3 cdas. de puré de tomates
  • 1 chorizo criollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de arroz carnaroli
  • 1 chorro de vino tinto
  • 4 tazas aprox. de caldo
  • 1 cdita. de pimentón
  • Sal y pimienta

Modo de preparación 

  • Lo primero que vamos a hacer es quitarle la piel del chorizo y deshacer un poco el interior con un tenedor.
  • Después, vamos a colocar este interior del chorizo en una olla vacía, a fuego medio – fuerte. El chorizo se desgrasará y quedará crocante. Revolver de tanto en tanto con una cuchara de madera, deshaciendo los trozos de chorizo que hayan quedado muy grandes. Si larga mucho líquido (es decir, grasa) vayan retirándolo de la satén y volviendo a poner los pedacitos secos de nuevo al fuego. Una vez que estén bien crocantes, retirar en un plato y reservar.
  •  Vamos a picar la cebolla. También el ajo y el morrón.
  • En la misma olla en la que hicimos el chorizo (no la lavamos, pero le quitamos el exceso de grasa), salteamos la cebolla, el morrón y el ajo hasta que vean que la cebolla esté transparente.
  • Ahora vamos a agregar a la olla el chorizo y el chorro de vino tinto. lo dejamos cocinar un par de minutos, revolviendo, hasta que deje de salir olor a alcohol.
  •  Lo que sigue es agregar sal, pimienta y pimentón. También el puré de tomates.
  •  Momento de agregar el arroz y cocinar, revolviendo en mínimo, hasta que se vea un poco transparente y brillante.
  • Ahora sí, risotto moment: vamos a ir agregando cucharadas de caldo de a poco (es importante tener el caldo siempre caliente) y revolviendo, no continuamente pero sí muy seguido. Cada vez que el arroz pierda humedad, agregamos otra cucharada de caldo. Seguimos así hasta que nuestro risotto se vea cremoso y el arroz esté en el punto que te gusta (a mí me gusta al dente).
  • Por último, revolver con fuerza para que quede bien meloso. Servir y comer inmediatamente ¡así no se enfría!