Gran respaldo de OEA a proyecto de diálogo por Malvinas

oea

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos probó en Paraguay una Declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas, llamando al Reino Unido a reanudar las negociaciones sobre la disputa de soberanía.

 

La declaración señala “la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden, cuanto antes, las negociaciones sobre la disputa de soberanía, con el objeto de encontrar una solución pacífica a esta prolongada controversia”.

Durante su intervención en el plenario, el canciller Héctor Timerman ratificó que Argentina y “la gran mayoría de los países que integran esta Asamblea” comparten la visión de que “todas las naciones tengan la posibilidad de hacer valer sus derechos”.

En este sentido, el canciller subrayó la exigencia de que “las resoluciones que se adoptan en este tipo de organizaciones sean efectivamente cumplidas”.

“Es decir que no solamente está en juego la solución de la disputa en sí misma, sino también el concepto de que debe prevalecer el principio negociador y la noción de que no existen países en condiciones de desconocer sistemáticamente las resoluciones de este tipo de organizaciones”, agregó Timerman.

El ministro también sostuvo que la explotación de recursos naturales en el Mar Argentino, en la periferia de las Malvinas, es “inconsulta y arbitraria” y “también es contraria al derecho internacional, pues contraviene una resolución previa de la ONU que insta a las partes a abstenerse de tomar medidas unilaterales susceptibles de agravar el conflicto”.

Por último, Timerman reafirmó “la voluntad del Gobierno argentino de continuar explorando todas las vías posibles para lograr la solución pacifica de la controversia, teniendo presente los intereses y respetando el modo de vida de los habitantes de las Islas Malvinas”.

La iniciativa fue aprobada por aclamación en la segunda jornada de la 44 Asamblea General de la OEA, con los enfáticos apoyos de Brasil, Nicaragua, Venezuela (en nombre de los países del ALBA), Paraguay, Bolivia, México, Panamá, El Salvador, Chile, Surinam, Ecuador, Perú, Colombia, Guatemala, Honduras, República Dominicana, Guyana, Antigua y Barbuda y Uruguay, y la disidencia de Canadá.

En tanto, el embajador británico en Paraguay, Jeremy Alexander Hobbs, negó que su país esté militarizando las Islas Malvinas, como aseveró el canciller argentino. “Argentina nos sigue acusando de militarización pero estos reclamos son falsos”, aseguró Hobbs, quien participa como observador en la cumbre, que reunió a representantes de todos los países de América, excepto Cuba.

Fuente: Ámbito