Terminó el acto de las CGT opositoras en Plaza de Mayo

barrionuevo_moyano.jpgHace instantes finalizó la marcha de las centrales obreras disidentes dirigidas por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. La medida fue en reclamo contra la “inflación, la pobreza, el narcotráfico y la inseguridad”. Capitanich dijo que “si la marcha es en reclamo por la seguridad deben dirigirse a las gobernaciones” y no al Gobierno Nacional.

 

Esta tarde, las CGT opositoras encabezadas por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo se concentraron en el centro porteño y marcharon a la Plaza de Mayo en busca de respuestas a distintos reclamos al Gobierno Nacional.

En el acto confluyeron columnas de camioneros, colectiveros de la UTA y maquinistas de La Fraternidad. Una vez en la histórica plaza, los organizadores leyeron un documento llamado “El desánimo de los argentinos”, en el que reclamaron contra el avance del la pobreza, la inseguridad, el narcotráfico y la inflación.

Además, pidieron que se elimine el impuesto a las ganancias, “escuchar el clamor popular”, “terminar con los muertos y heridos de todos los días” y promover cambios urgentes.

Por su parte, el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, dijo que “si la marcha es en reclamo por la seguridad pública, la Plaza no es el lugar”, sino que deberían dirigirse a los gobernadores: “a Scioli en la provincia de Buenos Aires; a De la Sota en Córdoba; a Bonfatti en Santa Fe; y al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri”.

Además, el funcionario subrayó que “la seguridad es competencia de las provincias”, quienes tienen “responsabilidad concreta” según lo establece la ley de seguridad interior, la Constitución y la Corte, por lo que “es necesario que hagan el reclamo a los responsables”. En relación a las otras problemáticas planteadas, Capitanich dijo que “Argentina está dando una respuesta contundente al narcotráfico”,  y “ha reducido el índice de precios”.

El funcionario recriminó también a los gremialistas por reclamar ante el Gobierno nacional y no contra los empresarios por la suba de precios. “Me sorprende siempre que no haya nunca una crítica ni para los comerciantes inescrupulosos que remarcan, ni para los industriales que en abuso de posición dominante remarcan a mansalva, ni para los empresarios que se apropian de parte del excedente e la cadena de valor perjudicando al conjunto del pueblo”, aseveró el jefe de gabinete.