Una multitud asistió a la reconocida Fiesta de Disfraces en Paraná

Paraná 2

Según las autoridades de la ciudad entrerriana, más de 60 mil personas ingresaron al predio destinado a la celebración, la más importante de este tipo en el país. Las plazas hoteleras fueron renovadas.

 

La misma comenzó en 1999 como un pequeño festejo de cumpleaños y a lo largo de los años logró consolidarse como el encuentro de mayor convocatoria de la región, al punto de convertirse en la fiesta de disfraces más grande de Latinoamérica.

Con este condimento, miles de personas llegaron desde toda Argentina y algunos países vecinos, con excéntricos disfraces preparados con meses de anticipación. El costo de las entradas fue de $300 y la ocupación turística de Paraná rondó el 90%, impulsada principalmente por este evento.

Igualmente, no todo fue color de rosa, ya que una vez finalizada la noche hubo que lamentar hechos delictivos, con robos a mano armada, destrucción en vía pública y riñas. También se produjeron detenciones y algunas personas fueron derivadas a nosocomios locales, la mayoría por tener un nivel elevado de alcohol en sangre.

Paraná 1