EEUU extiende a 90 días el periodo de exención a Huawei antes de su prohibición

Estados Unidos otorgó el lunes un nuevo respiro al gigante chino de telecomunicaciones Huawei, en un momento de gran incertidumbre en torno a las negociaciones para poner fin a la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo.

El departamento de Comercio prolongó en 90 días las exenciones que permiten a la empresa seguir comprando tecnología estadounidense, antes de una prohibición definitiva.

“Aunque urgimos a los consumidores a que dejen los productos de Huawei, reconocemos que es necesario más tiempo para evitar cualquier descontinuación”, dijo en un comunicado el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross.

Este nuevo período “tiene como objetivo dar a los consumidores de todo Estados Unidos el tiempo necesario para encontrar proveedores que no sean Huawei, debido a la amenaza permanente (que representa) para la seguridad nacional y la política exterior”, agregó.

La prohibición es parte de una iniciativa lanzada por el presidente estadounidense Donald Trump para asediar a Huawei, que según funcionarios de su gobierno mantiene vínculos con la inteligencia china, lo que la convierte en una amenaza para la seguridad de Estados Unidos.

La empresa, que es el segundo mayor fabricante mundial de smartphones, niega la acusación. La compañía china es considerada líder mundial en la tecnología 5G, pero su desempeño puede verse obstaculizado por la fata de acceso a hardware y software claves para su desarrollo, incluyendo los chips de teléfono.

El gobierno de Trump había colocado a Huawei en una lista negra en mayo, pero acordó exenciones por un primer periodo de 90 días para que las compañías estadounidenses que trabajen con la firma china y con sus subsidiarias puedan seguir vendiéndole sus productos.

Ross anunció que agregó a la lista negra a 46 empresas afiliadas a Huawei, con lo que las entidades vetadas ya suman cerca de 100.

Pero el Departamento de Comercio extendió esa licencia temporal.

“Hay otros 90 días para las empresas de telecomunicaciones estadounidenses, algunas de las compañías rurales dependen de Huawei”, dijo Ross a la cadena Fox Business Network. La prohibición entrará en vigor el 19 de noviembre, agregó.

Más allá de estas exenciones, las agencias federales aún tienen prohibido trabajar con el gigante chino. Y el gobierno ha insistido reiteradamente en que Huawei no puede participar en la construcción de la red móvil 5G en Estados Unidos.

Washington está haciendo una campaña activa con sus aliados para que hagan lo mismo.

Confusión

El domingo, Trump sugirió que el período de exención podría no extenderse, “por razones de seguridad nacional”.

El mandatario también relacionó la actitud de Pekín con los manifestantes prodemocráticos en Hong Kong y el destino de las conversaciones comerciales entre los dos países.

“Creo que sería muy difícil lograr un acuerdo si hay violencia (…) si hay otro Tiananmen”, dijo Trump a la prensa, luego de escribir en Twitter que su país “avanzaba muy bien con China”.

Más temprano el domingo, su principal asesor económico, Larry Kudlow, había dicho que Washington y Pekín estaban tratando activamente de encaminar las negociaciones para poner fin a la guerra comercial.

Según Kudlow, altos funcionarios de ambos lados que tienen que hablar “en la semana o los próximos 10 días”.

Las declaraciones del asesor de la Casa Blanca dejaron dudas sobre la llegada de una delegación china a Washington en septiembre.

Los mercados financieros, nerviosos por una serie de signos de una fuerte desaceleración en la economía mundial, especialmente debido a la guerra librada por las dos primeras economías del mundo, analizan cualquier información sobre este frente y reaccionan fuertemente.