La conmovedora carta que le envió el periodista decapitado a su familia antes de morir

Foley

James Foley, estadounidense asesinado por el grupo ultraislámico ISIS en Siria, envió a través de un compañero la misiva. Se dirige a su familia y amigos. 

 

Como sus secuestradores no permitían que Foley ni ninguno de los otros cautivos puedan comunicarse con sus familiares, así como tampoco mandar cartas, el periodista le pidió a otro rehén que, al salir de allí, le transmita su mensaje a los suyos.

Además del mensaje, contó como vivían dentro de la celda, la manera en que pasaban sus eternos ratos libres, la esperanza de libertad que tenía y los planes para cuando regrese a casa, algo que finalmente no sucedió.

La carta completa:

“Querida familia y amigos:

Recuerdo ir al centro comercial con papá, recuerdo un largo paseo en bicicleta con mamá. Recuerdo tantos buenos momentos familiares que me ayudan a salir de esta prisión. Los sueños de mi familia y amigos me sacan de aquí y la felicidad llena mi corazón.

Sé que están pensando en mí y rezando por mí. Y estoy tan agradecido. Los siento especialmente cuando rezo. Rezo para que sean fuertes y que crean. Realmente siento que los toco incluso en la oscuridad cuando rezo.

Hay 18 de nosotros en una celda, lo cual me ha ayudado. Nos hemos tenido los unos a los otros y tenemos conversaciones interminables sobre películas, trivialidades, deportes. Hemos construido juegos hechos de restos encontrados en nuestra celda… hemos encontrado maneras de jugar a las damas, al ajedrez, al Risk… y hemos tenido torneos de competición, pasando días enteros preparando estrategias para el juego o la clase del día siguiente. Los juegos y las clases que nos damos nos han ayudado a pasar el tiempo. Han sido una gran ayuda. Repetimos las historias y nos reímos para rebajar la tensión.

He tenido días débiles y días fuertes. Estamos tan agradecidos cuando liberan a alguien, pero claro, soñamos con nuestra libertad. Intentamos darnos ánimos y compartir las fuerzas. Estamos siendo mejor alimentados y lo hacen a diario. Tenemos té y, a veces, café. He recuperado gran parte del peso que perdí el año pasado.

Pienso mucho en mis hermanos y hermanas. Recuerdo jugar a “hombre lobo” en la oscuridad con Michael, y tantas otras aventuras. Pienso en perseguir a Mattie y T alrededor de la mesa de la cocina. Me hace feliz pensar en ellos. Si hay dinero en mi cuenta bancaria, quiero que vaya a Michael y Matthew. Estoy tan orgulloso de ti, Michael, y estoy agradecido por los felices recuerdos de infancia a ti y a Kristie por los de edad adulta.

Y Big John, cómo disfruté visitarte a ti y a Cress en Alemania. Gracias por recibirme. Pienso mucho en RoRo e intento imaginarme cómo será Jack. ¡Espero que tenga la personalidad de RoRo!

Y Mark… estoy también tan orgulloso de ti. Pienso en ti en la costa oeste y espero que estés haciendo snowboard y camping, recuerdo especialmente cuando fuimos al Club de la Comedia en Boston juntos y nuestro gran abrazo después. Estos momentos especiales me dan esperanza.

Katie, estoy tan orgulloso de ti. ¡Eres la más fuerte y la mejor de todos! Te imagino trabajando tan fuerte, ayudando a la gente como enfermera. Estoy tan contento que nos mandaramos un mensaje antes de que fuera capturado. Rezo para poder ir a tu boda…. ¡ahora estoy sonando como la abuela!

Abuela, por favor toma tu medicina, da paseos y sigue bailando. Planeo llevarte a Margarita cuando vuelva a casa. Mantente fuerte porque voy a necesitarte para reclamar mi vida.

Jim.”