Multitudinaria misa de Francisco en el centro de Seúl

Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE

El Pontífice brindó una misa al aire libre en la plaza de Gwanghwamun, donde volvió a criticar la abundancia y recalcó la importancia de la fe.

 

El Papa Francisco celebró este sábado una ceremonia de beatificación de 124 mártires coreanos en el centro de Seúl con la asistencia de cientos de miles de fieles, en el principal evento de su tercer día de visita a Corea del Sur.

Además, durante la misa, que brindó al aire libre en la emblemática plaza de Gwanghwamun, el pontífice criticó el consumismo de las sociedades actuales y la abundancia material y recalcó la importancia de la fe.

“El ejemplo de los mártires coreanos, que aceptaban la igual dignidad de todos los bautizados y privilegiaban una forma de vida fraternal que desafiaba a las estructuras sociales rígidas de su época, tiene mucho que decir en una sociedad donde al lado de inmensas riquezas se desarrolla la más abyecta pobreza, donde raramente el grito de los pobres es escuchado”, expresó Francisco.

Estuvieron presentes en la celebración el arzobispo de Seúl, Yeom Soo-jeong, y el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano. Frente a las autoridades religiosas, desplegados a lo largo de más de 500 metros desde el Ayuntamiento hasta el histórico palacio de Gyeongbok, se concentraban unos 170.000 invitados.