Francisco llegó a Asia y pidió por la paz entre las dos Coreas

El Papa Francisco y la presidenta surcoreana Park Geun-hye pasan revisión a la guardia de honor a su llegada a la Base Aérea Seúl en Seongnam

El Sumo Pontífice, quien llegó este jueves a la capital de Corea del Sur, Seúl, señaló que ambos países deben “buscar la paz” y “derribar los muros de la desconfianza”. 

 

Francisco pasará cinco días recorriendo Corea del Sur, reuniéndose con unos cinco millones de católicos en el primer viaje de un Sumo Pontífice a Asia desde 1999.

“Al ingresar a espacio aéreo chino, le extiendo mis mejores deseos a su excelencia y a sus conciudadanos, e invoco las bendiciones divinas de la paz y el bienestar para su nación”, dijo Francisco en un mensaje por radio al presidente chino, Xi Jinping.

Es la primera vez que un papa ha recibido autorización para volar sobre China en sus giras a Asia. Su predecesor Juan Pablo II debió evitar el espacio aéreo chino debido a las tensas relaciones entre Pekín y el Vaticano.

Al aterrizar en Corea del Sur, el Papa Francisco aseguró que la búsqueda de la paz por parte de Corea es una causa que les preocupa especialmente, porque “afecta a la estabilidad de toda la región y de todo el mundo, cansado de guerras”.

El pontí­fice se reunió tras su llegada con la presidenta surcoreana Park Geun-hye y recordó que la Pení­nsula de Corea “es una tierra que sufrió durante mucho tiempo la ausencia de paz” e hizo un llamamiento a “derribar los muros de la desconfianza y del odio promoviendo una cultura de la reconciliación y de solidaridad”.