Histórica “oración por la paz” en el Vaticano

papa reunion vaticano

El Papa logró reunir a los presidente de Israel y Palestina en una ceremonia interreligiosa en los jardines del Vaticano e instó a”tomar el camino del diálogo y de la paz”.

 

El papa Francisco logró juntar a los presidente de Israel y Palestina, Shimon Peres y Mahmoud Abbas, respectivamente, en un histórico encuentro celebrado en los jardines del Vaticano, para compartir una “oración por la paz” en Medio Oriente.

La ceremonia interreligiosa, que incluyó personalidades de las tres religiones -judía, católica y musulmana- y la presencia del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé, se produjo después de que el Papa, durante reciente su viaje a Tierra Santa, invitara a ambos mandatarios a su “casa” a rezar por la paz.

Antes de la ceremonia, Francisco recibió a cada uno de los presidentes de forma separada y conversó con ellos frente a las cámaras de televisión.

Más tarde, durante la jornada de oración, en la que el papa Francisco estuvo sentado entre los presidentes palestino e israelí, judíos, cristianos y musulmanes dieron las gracias por la Creación, pidieron perdón por los pecados y, sobre todo, invocaron la paz.

Francisco se dirigió a los mandatarios para recordarles que “los hijos están cansados y agotados por los conflictos y con ganas de llegar a los albores de la paz”. “Les piden derribar los muros de la enemistad y tomar el camino del diálogo y de la paz para que triunfen el amor y la amistad”, agregó el Pontífice.

En su discurso, pronunciado en italiano, recordó cómo muchos de esos hijos “cayeron víctimas inocentes de la guerra y de la violencia, plantas arrancadas en plena floración”. Y pidió que “su memoria” dé las fuerzas para “perseverar en el diálogo a toda costa, la paciencia para tejer día tras día el entramado cada vez más robusto de una convivencia respetuosa y pacífica”.

El segundo en tomar el micrófono fue el presidente israelí y evitó cualquier referencia directa al contexto político actual. El último en tomar la palabra fue el líder palestino, quien dio el discurso más político de todos y calificó de “valiente” la invitación de Francisco.

Una vez que el mandatario palestino dejó el micrófono, los tres líderes y el patriarca de Constantinopla se saludaron estrechándose las manos, con besos y abrazos. El gesto final que coronó el histórico encuentro lo aportó un árbol de olivo.

Francisco, Peres, Abbas y Bartolomé rodearon un pozo especialmente preparado en los jardines del Vaticano y plantaron, cada uno con una pala, un olivo, tradicional símbolo de la paz y de la vida en la árida Tierra Santa.

Fuente: Télam