Pasó el congreso Aapresid, y dejó conceptos importantes para reflexionar

Congreso Aaprsid 2014

¿La Siembra Directa comienza un nuevo ciclo? Todo parece indicar que hay una renovación tecnológica que apunta principalmente a un enfoque integral en el control fitosanitario, y sobre todo de  malezas. 

 

En el marco del XXII Congreso Anual de Aapresid, “La Misión” se presentó en la Sala Intacta RR2 Pro, el panel sobre la Red de conocimiento en malezas resistentes (REM). Una variada oferta en cuanto a novedades para el manejo de esta problemática que preocupa a técnicos y productores en todo el país.

Desde 2010, Aapresid coordina la REM y el congreso anual es un espacio para abordar esta temática, con especialistas nacionales e internacionales, además del intercambio de experiencias para acercar la búsqueda de soluciones.

Aunque hay pistas para que los productores puedan hacer mejores proyecciones ante los inconvenientes, “la receta no existe, siempre depende de la región y las características del lote”, disparó el moderador, el ingeniero Martín Marzetti, gerente del Programa REM en Aapresid. El especialista, indicó que lo más adecuado sería utilizar la tecnología “Más por menos”.

Según Marzetti, los aportes de los especialistas -hoy por hoy- confirman que habrá que gastar más tiempo, más dinero y más conocimiento por hectárea, con ingenieros capacitados y profesionales para afrontar el futuro y esperar menos resultados. “No queda otra”, dijo. “La simplicidad que nos daba el glifosato y la soja resistente se ha terminado y lo que hay que hacer es volver a la vieja agricultura que consiste en dedicarle más esmero a las malezas, algo que durante muchos años fue muy simple”.

Disertación: malezas resistentes en Aapresid
Disertación: malezas resistentes en Aapresid

Este año, el XXII Congreso Aapresid reunió en conferencias plenarias a Bryan Perry, especialista de BASF en USA y a Francisco Skora Neto, investigador de Brasil, quienes tuvieron a cargo la siguiente presentación: “La visión global y las estrategias de control para una misión sustentable”, con la mirada puesta en las soluciones que aportará la industria -el primero- y la ciencia aplicada   -el segundo-, refiriéndose especialmente al aporte de los cultivos de cobertura para un mejor manejo de malezas.

Por otra parte, en el segundo panel, Aaron Hager de USA y Chris Preston de Australia se refirieron a los dos complejos de malezas más problemáticos: los Amaranthus (Yuyos colorados) y las gramíneas resistentes. Volcaron su experiencia de campo desde los lugares donde la resistencia de estas malezas se sufre mucho antes que en Argentina.

La lista de temas fue amplia y abarcó desde el reconocimiento de las malezas más difíciles del país, hasta el manejo específico del Amaranthus y gramíneas resistentes, pasando por el empleo de cultivos de cobertura y la atención que merecen las aplicaciones de herbicidas.

La preocupante situación tecnológica  y productiva

Si faltaban que se encendieran más alarmas sobre la situación del campo, esta semana terminar de sonar bien fuerte en Aapresid. , esta vez uno de los comentarios obligados fue que los diferentes problemas y restricciones por los que atraviesa la actividad, desde políticos a económicos, están haciendo mella en un activo muy preciado: la adopción de tecnología. Pero también está en riesgo la sustentabilidad, advirtieron referentes en este evento que finalizó ayer, por la caída de la rentabilidad. Y hay sombras por la nueva campaña.

La semana pasada, un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires había detectado que entre los ciclos 2010/2011 y 2012/2013 la aplicación de tecnología de nivel alto en el país descendió desde un 47% sobre la superficie total sembrada entre soja, maíz, trigo, girasol, sorgo y cebada a un 37%. Ahora en Aapresid también se ratificó esa situación.

“Estamos en una encrucijada, pregonando un sistema basado en un paquete tecnológico que tal cual hoy en día no se puede implementar porque el resultado económico es negativo”, dijo a LA NACION María Beatriz “Pilu” Giraudo, presidenta de Aapresid.

El año pasado, en su discurso el ex presidente de Aapresid, César Belloso, había señalado que sin rentabilidad no había sustentabilidad. Esta vez, cuando le tocó hablar en el acto de apertura, Giraudo advirtió por “la falta de rentabilidad en la mayoría de los cultivos”.

Hay entre los productores una certeza de que el momento actual les dificulta aplicar toda la tecnología que desearan.

“Hoy aplicar el paquete tecnológico adecuado, apuntando a un manejo sustentable, es inviable económicamente”, afirmó.

Giraudo alertó: “Vemos la merma del uso de tecnología de una manera muy marcada y la falta de rotación”. Y agregó: “No sólo perdemos la adopción de tecnología, sino tiempo de capacitación y conocimiento”.

En la entidad recalcan que trabajando con buenas prácticas sustentables en el tiempo se podrían duplicar producciones zonales en muchas regiones.

Giraudo señaló que estas preocupaciones ya no son algo del sector puntualmente, sino también que va más allá de la misma cadena agroalimentaria. Por ello, Aapresid realizó una movida el miércoles pasado donde, delante del mismo secretario de Agricultura, Gabriel Delgado, se presentaron documentos ya conocidos que, entre otros puntos, advierten sobre la necesidad de cambios.

“La principal variable es la incertidumbre. Siempre decimos que si el gobierno pudiese garantizar la apertura del mercado de trigo generaría un nivel de certidumbre al productor necesario para invertir”, comentó.

Gustavo Grobocopatel, es otro de los productores que aquí advirtieron este cuadro.

“Es lógico que haya caído la adopción de tecnología porque las retenciones deterioran la relación insumo-producto. No cayeron antes porque los precios internacionales subían y compensaban, pero ahora bajan y el productor se defiende para mantenerse vivo y esperar el nuevo ciclo político”, afirmó.

Según aseveró, se agravó también la descapitalización en el sector. “Estamos peor porque hay una descapitalización creciente desde hace varios años. Hay productores desapareciendo y otros nuevos que los van reemplazando”, opinó.

“La situación es complicada por aumentos de costos, problemas climáticos, presión impositiva, caída de precios”, detalló.

Grobocopatel sostiene que, no obstante, los problemas son transitorios y que pueden tener una solución rápida en el próximo ciclo político luego de 2015.

“Creo que es un problema transitorio que se va a arreglar. Es muy clara la plataforma de los próximos candidatos a presidente e incluso candidatos del sector oficialista tienen propuestas de resolver estas cuestiones”, dijo. “A diferencia de Brasil, que tiene que resolver problemas que llevan diez años, como mejorar el capital humano, la infraestructura, una estructura impositiva de complejidad, los problemas que tenemos en la Argentina se resuelven con una firma en un minuto”, subrayó.

La nueva campaña

En este contexto, la nueva campaña de granos gruesos asoma con temores entre los empresarios.

“Hay una situación financiera muy endeble del productor para encarar la próxima cosecha”, puntualizó la presidenta de Aapresid.

En tanto, Grobocopatel estima que podrían quedar zonas sin sembrar por la situación actual.

“Si los precios siguen así, hay zonas donde no se va sembrar, como el nordeste, el noroeste, algunas zonas de Córdoba, San Luis. En maíz los números no dan y no sé cuánto se va a sembrar”, indicó. Cree que se hará soja, “lamentablemente”, como “refugio”.

En diferentes regiones ya dan cuenta de lo que viene. Para Gustavo Duarte, asesor en el oeste bonaerense, la campaña pinta compleja y se caracteriza por lo siguiente:

– Costo financiero elevado.

– Tardanza en el cierre de alquileres por demoras de la cosecha y caída de precios de los granos. Además, búsqueda de más esquemas asociativos en este escenario.

– Merma en el uso de tecnologías y mayores costos por restricciones productivas como las malezas.

– Demora en la decisión de los cultivos a realizar frente a un escenario de precios que, por ejemplo, deja al maíz en gran parte de la pampa pampeana sin posibilidades.

Otros apuntes del congreso

Fuente: fyo.com
Fuente: fyo.com

A 25 años de Aapresid, la entidad convoco 4100 personas acreditadas en el XXII Congreso que finalizó este viernes en Rosario y que –según confirmó su presidente, María Beatriz Giraudo- de manera On Line hubo 3800 personas, más.

“Le tenemos más miedo a los vicios del pasado que a los desafíos para poder cumplir con las metas de la institución”, destacó en el cierre y luego de las conclusiones del encuentro, Beatriz “Pilu” Giraudo. Resaltó además de récord de participantes y de medios de comunicación  que cubrieron el congreso. “Trabajamos con los sistemas vivos, trabajamos con la naturaleza”, dijo.

Las conclusiones del XXII Congreso se expusieron en la última charla, luego de estas tres jornadas  donde se reunió a 4 mil personas en el Centro de Convenciones “Metropolitano” de la ciudad de Rosario. Sostenibilidad, transparencia, asunción de una postura ética, y fundamentalmente mejorar la comunicación para asegurarse que las informaciones lleguen como corresponde, fueron el rasgo distintivo de este encuentro: Las claves para el largo plazo.

“Hay que seguir trabajando para unir puentes entre lo público y lo privado. También se escuchó que el conocimiento técnico y la participación de vocación dirigencial”, deberían ser los pilares a tener en cuenta de cara al futuro.

“Hay que asumir la responsabilidad que nos toca a cada uno, más allá de lo técnico”; dijo, Gustavo Grobocopatel, quien reflexionó sobre la sustentabilidad en el abordaje de estos 25 años que se ha ido aplicando estos conceptos.

Las palabras que surgieron de boca del titular de Los Grobo fueron: “vibrante entusiasmo, ganas de construir con otros. Parecería que cuando más dificultades tenemos, trabajamos con mayor pasión y con más conciencia”.

La reflexión del ingeniero destacó la reacción de la sociedad frente a los cambios tecnológicos siempre fue compleja y traumática. El impacto de los cambios que se están haciendo, son naturales. Hay desconfianza en el Estado, que es quien controla. Respuestas basadas en el conocimiento colectivo.

Grobocopatel habló de las tendencias negativas del avance del carbono por la reducción de la rotación de cultivos y las consecuencias de los agroquímicos.

“El tema es como esta información va a la sociedad. Hablamos la creación de un foro con referentes de ambientalistas, salud, empresas. Esa agenda quedó viva y esperamos que se transforme en acción, sobre todo para desmitificar informaciones”, dijo.

También hubo tiempo para plantear una necesaria Ley de Disposición y Control de Envases, que se estará enviando al Congreso, en relación al manejo de envases que tanto preocupan.

Respecto de la Ley de Arrendamientos, -dijo- que “a veces nos sorprenden porque si bien la norma ayuda, no resume el problema”, dijo en relación a las buenas prácticas de Aapresid, quien en  los últimos años, a pesar de la inexistencia de leyes, obtuvo diversos reconocimientos.

“No debemos caer en la tentación de cambiar los valores que motivaron a la institución, y que no generan daños éticos”, señaló. Y agregó: “Necesitamos un Estado de este tiempo, que entienda este proceso. Es preferible tener gente que haga y que vaya aprendiendo sobre los errores”.

En tanto, el ingeniero Sebastián Senesi, co-director del programa Agro negocios y Alimentos (FAUBA), detalló la utilización eficiente el agua, el aprovechamiento del agua de riego. “Otro de los puntos centrales es que no podemos poner la basura abajo de la alfombra. No podemos quitar una maleza, labrando”, destacó. “La biotecnología es nuestro horizonte, por eso debemos repensar nuestro esquema de negocios”.

También apuntó el precio de los alquileres. “Lo tenemos que repensar juntos; Sociedad, Estado, Productores. Un modelo sustentable a través del tiempo. Y una nueva Ley de Arrendamientos”.

Hoy la sociedad civil es parte de la cadena de producción. Nos tenemos que sentir acompañados por eso le tenemos que mostrar todo lo bueno que hacemos. Creo que es de las cosas más importantes que se dijeron”, destacó para finalizar.

Por último, Pilu Giraudo, presidente de Aapresid, luego de saludar y agradecer a todos los que participaron convoco al próximo encuentro el 5, 6, 7 de agosto de 2015, para que“podamos mostrar parte de lo que venimos construyendo”.

Fuente: String Agro