Avión venezolano-iraní: la fiscal no descarta que se estuviera organizando o financiando un ataque terrorista

La fiscal federal de Loma de Zamora Cecilia Incardona le pidió al juez Federico Villena que amplíe su investigación con la realización de nuevas medidas de prueba para poder determinar el verdadero propósito del aterrizaje del avión de Emtrasur con tripulación venezolana e iraní de la cual sospecha que la presencia en el país podría estar vinculada con la preparación de un acto de terrorismo, o su eventual financiamiento y organización.

En un dictamen de varias carillas, titulado “Preciso requerimiento de instrucción, solicito medidas de prueba”, la fiscal Incardona señala que “surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir la investigación respecto de Ghasemi Gholamreza, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado Argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo”.

Para la fiscalía es necesario indagar esas contradicciones y “circunstancias irregulares” para determinar “si el verdadero objetivo del arribo de la aeronave a nuestro país fue exclusivamente para transportar mercadería de autopartes, o bien si estuvo fundado en razones diferentes a las alegadas y constituya, eventualmente, un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización”.

Fiscal federal Cecilia Incardona

Incardona decidió avanzar con mayores investigaciones luego de la realización de una inspección ocular en la aeronave en la que se encontró un plan de vuelo que establecía que, al 23 de abril de 2022, el avión aún era propiedad de la compañía Qeshm Fars Air, contradiciendo a las autoridades de Emtrasur que aseguran que pasó a su propiedad el 11 de enero de 2022.

A su vez, según pudo consignar Infobae, en el avión también se encontraron dos elementos que vinculan al piloto de la aeronave Gholamreza Ghasemi con la aerolínea iraní Qeshm Fars Air denunciada por Estados Unidos por brindar asistencia a grupos terroristas como Qods Force y Hezbollah: Una cinta color azul que decía “Qeshm Fars Air” que sirve para colgar del cuello una credencial plastificada con la inscripción “Captain Gholamreza Ghasemi” de Mahan Airlines y otra credencial a nombre de Captain Gholamreza Ghasemi de Fars Air.

Por otro lado, en la investigación se han descubierto varias inconsistencias por parte de la tripulación: un tripulante llamado Khoodadadzadeh Alí Ghaffar, que habría partido de Venezuela y nunca llegó y el pasajero Khosraviaragh Mohammad, que no estaba en la nomina formal y apareció en Ezeiza sin explicaciones.

 

Con información de Infobae y La Nación