Estados Unidos aprobó la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y comienza la vacunación en todo el país

Con la aprobación, Estados Unidos se convirtió el viernes en el quinto país del mundo en dar el visto bueno a ese remedio después del Reino Unido, Baréin, Canadá, Arabia Saudita y México.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por las siglas en inglés) otorgó el viernes la aprobación de emergencia a la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNtech. El presidente Donald Trump anunció que comenzará con la vacunación de inmediato.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, estimó que la vacuna podría comenzar a ser administrada a la población el lunes o el martes.

El responsable militar de la Operación Warp Speed (más rápido que la luz) aseguró que entre 24 y 48 horas todo el país debería tener acceso simultáneo a la vacuna de Pfizer. El personal sanitario, de emergencias, así como las residencias de ancianos, serán los primeros en recibirla, para progresivamente ampliar a la población general la campaña de vacunación.

La decisión de la FDA se produce después de que el jueves un comité compuesto por expertos independientes recomendara a la FDA aprobar de manera urgente la vacuna de Pfizer, que se administra en dos dosis con 21 días de diferencia y tiene una eficacia del 95%. Durante el viernes, distintos medios reportaron que la Casa Blanca ordenó al jefe de la FDA, Stephen Hahn, que autorizara la vacuna o, de lo contrario, presentara su renuncia.

Las dosis van a ser entregadas directamente a los hospitales y a las farmacias, que van a vacunar a los grupos prioritarios: los residentes de los geriátricos y los profesionales sanitarios.

Por eso, los hospitales ultiman los planes para decidir qué trabajadores recibirán primero la vacuna de la covid-19, aunque se espera que los suministros iniciales no sean suficientes para tratar a todo el personal de “alta prioridad”. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, en inglés) estiman que hay unas 21 millones de personas que trabajan como personal médico y unos 100 millones de adultos con antecedentes médicos de alto riesgo.

La próxima semana, el 17 de diciembre, el mismo Comité tendrá que volverse a reunir para realizar el mismo análisis, pero sobre la fórmula de la farmacéutica Moderna, que comenzó el jueves sus últimas pruebas.

La aprobación de la vacuna de Pfizer llega en un momento clave dado que EEUU está registrando de media más de 200.000 casos diarios y cerca de 3.000 muertes cada 24 horas.

Este país es el más afectado por la pandemia con 15,6 millones de casos confirmados y más de 292.000 muertos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, que son utilizados como referencia.