Alberto Fernández: “para ellos, donde hay una necesidad hay un negocio, no un derecho”

El peronismo en su totalidad se reunió este jueves en La Pampa para celebrar el Día de la Lealtad, a 74 años del 17 de octubre de 1945, la fecha histórica que quedó en el recuerdo popular como el día que los trabajadores salieron a las calles a reclamar por la liberación del general Juan Domingo Perón.

“Este día, el 17 de octubre, nos recuerda con quién estamos comprometidos, a quiénes queremos representar. Salimos al escenario de la política para estar al lado de los desposeídos, de los que no tienen voz, de los que tienen hambre, de los jubilados. Para eso nacimos el 17 de octubre de 1945”, fueron las palabras iniciales de Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos, durante un multitudinario acto por el Día de la Lealtad en La Pampa.

El triunfador de las PASO aprovechó este nuevo aniversario del día fundacional del peronismo para continuar con la campaña electoral, que definirá un nuevo presidente dentro de 10 días. Y también celebró la unión del peronismo conseguida este año, algo que atribuyó principalmente a las gestiones de Cristina Fernández de Kirchner, ex presidenta y su actual compañera de fórmula.

“Hacía muchos años que no pasábamos un 17 de octubre todos juntos, los últimos años había tres o cuatro actos separados. ¿Saben por qué estamos hoy todos unidos?, porque Cristina ayudó a esa unidad”, destacó. “Hoy es una fiesta, otra vez estamos unidos, llegamos para dar una opción al pueblo tras cuatro años de sumisión y derrota. Necesitamos que de una vez por todas la Argentina deje de caerse, como pasa cuando estos llegan al poder”, señaló.

De esa manera, Fernández retomó la idea que había expresado durante el debate presidencial, donde dijo que la piedra con la que se tropieza el país “son ellos”, generalizando en los gobiernos no peronistas. “Ellos son la piedra. Llegan y destruyen todo lo construido y nos hacen creer en esto de las crisis cíclicas. Ellos son la piedra que se cruza y nos hacen padecer”, disparó.

El ex jefe de Gabinete kirchnerista se dirigió de manera personal al presidente Mauricio Macri, a quien le dijo que la política no es “prepararse haciendo coaching” para decirle a la gente lo que quiera escuchar. “La política exige no mentirle a la gente, comprometerse. Sépalo, señor presidente. Llegó mintiendo, siguió mintiendo y continúo mintiendo en el debate. Dijo que la deuda que tomaron con el FMI fue para pagar la deuda que dejó el Gobierno anterior… hay que ser desvergonzado”, fustigó.

Ellos son la piedra. Llegan y destruyen todo lo construido y nos hacen creer en esto de las crisis cíclicas”, dijo Alberto Fernández.

El candidato peronista continuó con las comparaciones entre su espacio y el macrismo. “Nacimos admirando a Perón y a Evita, que decían que donde hay una necesidad hay un derecho. Para ellos, donde hay una necesidad hay un negocio. Y nos quieren hacer creer que para vivir en una mejor sociedad tienen que tener menos derechos los que trabajan, los que enseñan, los que estudian, los jubilados. Lo que nos hizo de este país un lugar mejor, en realidad, han sido precisamente los derechos que conseguimos los argentinos”, señaló.

Luego de las críticas al gobierno de Cambiemos, Fernández hizo un pedido al público: “estamos muy cerca (de ganar la elección), pero no hemos llegado. Necesitamos un esfuerzo más. Que el 27 de octubre digamos qué es lo que queremos: que las Pymes levanten las persianas y le vuelvan a dar trabajo a la gente, que las familias coman en sus casas y no en comedores, que volvamos a tener la dignidad que algunas vez tuvimos”, arengó.

Por su parte, Cristina Fernández en su discurso afirmó: “El neoliberalismo nunca más compatriotas”, expresó la senadora nacional. “Es la tercera experiencia neoliberal que sufre el pueblo argentino. La primera allá, muy lejos, con el golpe del 24 de marzo de 1976, cuando se instala en el país un proyecto neoliberal. Después vino la segunda experiencia, la de la década de los 90. También debemos reconocerlo: los partidos populares fueron cooptados por esto”, dijo Cristina Kirchner.

“Esta última vino con una novedad: por primera vez la Argentina parece atendida por sus propios dueños. La verdad que es que nos debe hacer comprender de una vez y para siempre que la unidad no es una declaración. La generosidad que debemos tener los dirigentes frente a como dije en Rosario, los dirigentes políticos, cualquiera sea su partido, siempre tienen un trabajo donde comer y donde vivir. Sin embargo son los hombres y las mujeres de a pie los que sufren estas políticas de devastación”, sostuvo la ex mandataria, quien criticó con énfasis el gobierno de Mauricio Macri.

“Yo podría hacer leña del árbol caído pero la verdad es que a esta altura ya no vale la pena. Todos los argentinos se han dado cuenta de lo que está pasando. Tengamos la serenidad y el amor que va a exigir construir lo que se ha destruido. Creo que vamos a tener que saber en qué se fue la plata de endeudamiento. Por momentos parecen acciones de psicópatas: imputar a los demás cosas que han hechos ellos. Hablan de 80 años que los únicos períodos de desendeudamientos han sido de los gobiernos populares, nacionales y democráticos”, afirmó Cristina Kirchner.

Antes de las apariciones de los candidatos peronistas, Carlos Verna, gobernador de La Pampa, expresó: “Llevamos 36 años de gobierno. Cuando Sergio (Ziliotto) cumpla el mandato habremos llegado a 40”, expresó de manera enfática el gobernador pampeano. Luego preguntó: “¿Cómo hemos pasado de un país feliz a este país neoliberal? Un gobierno de pocos para pocos. Con un país atendido por sus propios dueños”.

“Este país que fue feliz hoy tiene a millones de argentinos que tienen que optar entre almorzar o cenar. Y a veces sólo hay un mate cocido en el camino. ¿Cómo podemos estar en este país con miles de chicos bajo la línea de pobreza? Macri lo hizo, pero nosotros tenemos que reconocer que hemos tenido responsabilidades. Hay que pelearse menos. Hay que trabajar juntos. Tenemos que ir todos juntos. Estar todos juntos”, indicó Verna, quien sostuvo: “Yo les decía ‘el límite no es Cristina, el límite es Macri. Y miren que he tenido flores de quilombo con Cristina.

Y agregó, girando su vista hacia la ex presidente: “Espero que cuentes que nunca te mandé a lavar los platos, porque los periodistas de acá no me lo creen”. Cristina, al comienzo de su discurso, indicó: “Quiero hacer una aclaración: la verdad es que nunca, ni él ni nadie, a lavar los platos. Pese a que hay mucho machirulo suelto últimamente. Pero las mujeres peronistas somos fuertes. Y a nosotras, después de Evita, ningún machirulo con nosotras”.

Verna enfatizó en que “nos siguen mintiendo. Primero fueron las inversiones, después los brotes verdes, después la luz al final del túnel, después la mitad del río, después lo peor ya pasó y ahora es la segunda parte. Ahora es la segunda parte…” y que “el 27, a las 3 de la mañana, vamos a estar festejando”.

El binomio Fernández-Fernández fue respaldado por Axel Kicillof, Daniel Scioli, José Luis Gioja, Sergio Uñac, Rosana Bertone, Gildo Insfrán, Juan Luis Manzur, Gustavo Bordet, Gerardo Zamora, Felipe Solá, Hugo Passalacqua, Sergio Casas, Mariano Arcioni, entre otros, en lo que fue la tercera presentación juntos en vistas a las elecciones presidenciales del 27 de octubre: la primera ocurrió en Merlo y la segunda en Rosario, el 8 de agosto, fecha en la que ambos cerraron la campaña electoral previo a las PASO frente al Monumento Nacional a la Bandera.