Ya cerraron 7.518 Pymes argentinas en lo que va de 2019

La cifra se eleva a 15.424 firmas desde finales de 2015, según un informe del Centro de Economía Política (CEPA) con datos oficiales publicados por la AFIP.

En lo que va del año cerraron 7518 pequeñas y medianas empresas (con menos de 100 trabajadores).

El estudio precisó que frente a esta situación crítica la respuesta del Gobierno ha sido disminuir los programas de recuperación productiva (REPO) y dejar liberada a su suerte a las empresas que producen para el mercado interno.

Los procesos preventivos de crisis acordados por las firmas locales acumularon 246 casos entre 2016 y 2018. El año pasado registraron el pico de la última década.

“La sensible reducción en la cantidad de empresas tiene al menos cuatro ejes fundamentales: el aumento del costo de financiamiento, la caída del poder adquisitivo, el aumento en los servicios (electricidad, gas, agua) y la apertura importadora”, planteó el informe del CEPA.

“La reducción en la cantidad de empresas de menos de 100 trabajadores se produce a la par del aumento de la tasa de interés, particularmente desde abril de 2018 en adelante. En diciembre de 2015 la cantidad de empresas eran 559.318 y en abril de 2019 se habían reducido a sólo 540.465”, precisó.

A la hora de desglosar las bajas netas en los empleadores registrados surge que, de las 5170 registradas durante los primeros cuatro meses de 2019, 858 corresponden a empresas productoras de bienes de las cuales 474 forman parte de sector manufacturero, un 9% del total.

El impacto más significativo se siente en los sectores productores de servicios que acumulan un saldo de 4291 bajas en los primeros cuatro meses concentrados especialmente en el sector de comercio mayorista y minorista y de repuestos de automotores, que restaron 2576 firmas en el saldo. Exactamente la mitad. Otro rubro en el que se siente el cierre de empresas fue el de transporte y almacenamiento, que explicó el 16% del total de bajas.

Si la observación se hace a escala interanual, que permite soslayar la estacionalidad en la creación y disolución de firmas, de las 12.168 bajas netas, un 14% se explica por la industria manufacturera mientras que el 44% (5359 firmas) corresponde al rubro comercio y repuestos de automotores.

El retroceso de las empresas generadoras de empleo ha llevado al tejido productivo y de servicios a niveles de casi una década atrás. Hay que recalar a abril de 2010 para encontrar un saldo de firmas activas inferior a las actuales cuando existían, según los registros del SIPA, 546.443 empresas luego de la fuerte recesión del año 2009.

Con todo, cuando se observa el desglosado, surge que incluso en 2010 existían 56.853 firmas manufactureras cuando, en abril de este año, eran apenas 52.207. La diferencia se compensa con la suba relativa de establecimientos comerciales (3000 más), intermediación financiera y establecimientos privados de enseñanza.

A la hora de analizar el proceso ocurrido durante el año ya no por sectores sino por tamaño de empresas surge que, además, las más afectadas fueron las más pequeñas. De hecho, en las firmas que emplean menos de 50 trabajadores el saldo neto es de un cierre de 5303 sólo durante los primeros cuatros meses del año, hecho que es compensado con alzas en empresas de mayor tamaño, lo que indica un proceso de concentración del capital. A escala interanual, de las 12.168 empresas menos en el padrón, 11.800 son firmas de menos de 50 empleados y de ellas, 10.469 empleaban a menos de diez trabajadores.