Tras tocar piso, rebota la caída del empleo

Una encuesta privada anticipa un cambio de tendencia tras cinco trimestres consecutivos de deterioro de las perspectivas. La construcción y el comercio, claves para consolidar la tendencia.

Luego de cinco trimestres consecutivos de retroceso en las expectativas de empleo, los datos relevados en una encuesta privada para el tercer trimestre del año parecen indicar un cambio de tendencia. No se traducen todavía en datos concretos de mayor contratación ni permiten consolidar un giro en el mercado de trabajo, sin embargo, es un buen punto de partida.

En especial, porque la economía aún no tracciona como lo hacía en el pasado, en un escenario de alta inflación, consumo deprimido y caída de la actividad en la mayoría de los sectores. Así, con mayor estabilidad macroeconómica, hay margen para mejorar. No obstante, habrá que esperar a la próxima medición, ya en plena campaña electoral, para ver si este cambio se confirma. Por lo pronto, el dato adquiere relevancia porque es el primero de signo positivo en el año.

Un informe de ManpowerGroup Argentina revela que la Expectativa Neta de Empleo (ENE), esto eso, el saldo entre las respuestas positivas y negativas de los consultados, se ubicó en 1%, ajustando los datos según la variación estacional. Esto supone una mejora marginal respecto de la medición del segundo trimestre y el primer quiebre de la tendencia desde el primer trimestre de 2018.

Impulsado por una mejora del 6% en Agricultura y Pesca, Transportes y Servicios Públicos (3%), Manufacturas (2%) y otro tanto Servicios, el indicador general cae por la baja en las expectativas de empleo en Minería y Extracción (-9%), Construcción (-4%) y Comercio Minorista y Mayorista (-2%).

ManpowerGroup encuestó a 800 empresas, con 8% indicando aumento de su plantilla en el tercer trimestre, otro 8% reducción y 81% manteniéndose sin cambios. De este modo, la expectativa de generación de empleo cae 4 puntos porcentuales frente al mismo período de hace un año.

“Venimos con una expectativa muy baja hace cuatro o cinco trimestres. En los últimos años no subimos de 11% cuando en 2011 teníamos 20%, en 2012 teníamos 15% y en 2008 llegamos a tener 30%”, señaló Fernando Podestá, Vicepresidente  de ManpowerGroup Argentina, y a la vez, Director Comercial y de Operaciones de la firma.

Para Podestá “la expectativa positiva es buena pero es muy leve e impacta poco en la economía”. A nivel global se considera que un mercado de trabajo dinámico tiene un rango de expectativas superior al 25%. Para un país como Argentina, apunta el experto, entre 15% y 20% sería un nivel aceptable.

Con todo, hay varios datos positivos. En primer lugar, que la encuesta que refleja esta leve mejora se realizó entre el 15 y el 30 de abril, cuando el mercado cambiario todavía mostraba una fuerte volatilidad. Pese a ello, las expectativas empresarias sobre el mercado de empleo mostraron una relativa mejora.

Además, se proyecta que algunos sectores que empujaron hacia abajo el dato del tercer trimestre, como construcción, minería y extracción (por menos producción de cemento y arena) y comercio, empiecen a reaccionar en un escenario de descenso de la inflación y cierta mejora del consumo interno.

Por último, ésta “es la primera vez en varios años que en medio de una campaña electoral se observa una mejora de las expectativas de empleo en el tercer trimestre en relación con el segundo”, indicó Podestá. Sin embargo, la clave es “ver cómo sigue esto en el cuatro trimestre” y agregó que podría haber una mejora si comienza a repuntar la construcción.