EE.UU desembarca en Argentina con una megamisión comercial

Este fin de semana diversas delegaciones de empresarios, instituciones empresariales y funcionarios estadounidenses con agenda recargada.

El gobierno de Trump encara un importante desembarco oficial trayendo a más de 40 compañías, que en su mayoría aún no operan en el país, para buscar oportunidades de negocios e inversión. Se trata de una agenda recargada de encuentros bilaterales privados y públicos no vista en las últimas décadas. “Esto refleja el buen diálogo que hay ahora entre ambos países. Es insoslayable el cambio de actitud. Por eso hay más interés en Argentina”, confiaron altas fuentes de la Embajada norteamericana a este diario.
La delegación estará encabezada por el subsecretario Adjunto de Comercio, Richard Steffens, pero entre la nómina de funcionarios figura entre otros Elizabeth Urbanas, Subsecretaria Adjunta para Asia y América del Departamento de Energía.Pero semejante desembarco no solo involucra al sector privado sino también a la cúpula diplomática norteamericana del Cono Sur. Es así que llegarán al país altos funcionarios de las Embajadas norteamericanas en Brasil, Chile, Perú, Colombia, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Guyana. Y en algunos casos, incluso, acompañados por empresarios de esos países. Por lo que gran parte de las bilaterales privadas se realizarán en el país. Esta movida responde a que se llevará a cabo en Buenos Aires una verdadera cumbre de comercio regional.

Entre los principales hitos de este desembarco se destacan:

Una misión comercial al Cono Sur, que incluye reuniones empresariales en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay.

El 25 se realizará la Conferencia sobre comercio regional, organizada por el Departamento de Comercio de EE.UU., la Cámara de Comercio (AmCham), y los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Producción.

Una misión del Consejo Empresarial para el Entendimiento Internacional (Business Council for International Understanding -BCIU-) integrada por empresas enfocadas en transporte, para evaluar futuros proyectos de inversión.

La Cámara de Comercio de EE.UU. (U.S. Chamber of Commerce) envía una delegación con foco en la energía. Además de las reuniones en Buenos Aires, visitarán la provincia de Neuquén, y al gobernador electo.

El sector energético será eje del encuentro que realizará el 27 el Institute of the Americas, bajo la temática “Petróleo, gas, litio y la transición de la energía”.

Habrá un taller organizado por el Departamento de Comercio de EE.UU. y el Ministerio de Producción, continuando el diálogo comercial sobre buenas prácticas regulatorias gestado en 2016, tras la visita del presidente Obama.

Al analizar la nómina de empresas norteamericanas que llegarán a lo largo del fin de semana se observa un interesante espectro de sectores. Vale señalar que alrededor de 30 compañías, con perfil de pequeña-mediana empresa, integran la misión comercial y el resto vienen de la mano del BCIU. Sobre estas últimas, cabe destacar que su principal interés es el sector transporte, en particular, aeropuertos y ferrocarriles. “Son empresas que quieren aprovechar las oportunidades que se generan con los proyectos de modernización”, explicaron fuentes de la sede diplomática en Argentina. Varios proyectos están vinculados con las PPP, hoy trabadas, y que están bajo la óptica de OPIC.

Por ejemplo, viene Astrophysics que se dedica al desarrollo de equipos de seguridad tipo scanners para inspección de equipaje y carga. Su objetivo es buscar socios locales. Otras con perfil más tecnológico como Azimuth, que buscará nuevos negocios y distribuidor, otras como Troy, Progress Rail (una compañía de Caterpillar), Rapiscan Systems hasta Siemens. Varias con el tema de infraestructura como Black & Veatch, Modec, Gulf Coast Environmental, Prism Lighting Services, y Acrow; y obviamente del rubro energético como GE Transportation,Aliessa, PeMinCo, Mitsubishi Electric, Luxmath Consulting, Phoenix Global Resources, Southwire, hasta Ghafari. También vienen empresas del sector alimentos como Dr. Bronner´s y Tomex, especializado en refrigerados y congelados hasta Swissport que opera el negocio de carga aerocomercial. Otros que arriban son la Universidad de medicina de Chicago y empresas vinculadas a internet de las cosas como RapidSOS y compañías que operan en servicios de consultoría en temas de defensa y seguridad.

Además del heterogéneo perfil sectorial de la misión el otro detalle interesante es que la mayoría no tiene negocios aún en el país. Otras ya vienen operando sobre todo en energía, y en particular, en Vaca Muerta. Y más allá de algunos obstáculos pendientes de resolución, sobre todo, en temas regulatorios, es intención del Gobierno norteamericano avanzar en los memorandums ya celebrados e incluso firmar nuevos. Por ejemplo, es idea de la misión ver la posibilidad de acordar un memorándum de entendimiento para el caso del litio.

Según fuentes de la Embajada la mayoría de las empresas que decidieron participar de la misión consideran que el país avanzó en el tema de la transparencia y reglas de juego, y ponderaron la reputación de Argentina. Se trata de compañías que apunta al largo plazo. Claro que no dejan de resaltar que siguen siendo clave los temas de los costos y la sustentabilidad de las reformas. Si bien uno de los temas conflictivos todavía está sin definir, el de la propiedad intelectual, el Gobierno de EE.UU. considera que Argentina podría aprovechar, por ejemplo, la experiencia de Jordania que se transformó en un hub y centro de distribución para Medio Oriente en el caso de medicamentos y medicina.

Hablando de costos, toda la organización de la misión se aceleró en las últimas semanas dado que sufrió el parate gubernamental a raíz del conflicto presupuestario de principios de año en la pulseada entre Trump y el Congreso.