Mercosur: Venezuela y Brasil, los focos de debate

Los presidentes de los países de la región se reúnen en Mendoza para debatir sobre distintas problemáticas. Entre los temas más importantes se tratarán la crisis del gobierno brasileño y la posible expulsión del gobierno de Maduro.

Este viernes dio inicio la Cumbre del Mercosur que se realiza en Mendoza, encabezada por el presidente nacional, Mauricio Macri, a la cual asistieron los jefes de estado de toda la región.

En la reunión están presentes los mandatarios de todos los países excepto Venezuela, ya que desde el año pasado se encuentra suspendida del bloque comercial por decisión de los estados fundadores (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

En la sesión plenaria de la cumbre se lleva a cabo desde las 10 de este viernes, en el Hotel Intercontinental, y en la cita se tratarán distintas problemáticas del sector, entre las que se destacan las crisis políticas de Brasil y del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. También se discutirán el acercamiento a la Alianza del Pacífico y el vínculo con la Unión Europea.

Macri hizo un llamado para la normalización de la situación en Venezuela. “Quiero llevar un mensaje de solidaridad y acompañamiento al pueblo venezolano. El domingo demostraron que están comprometidos con la democracia. Apostamos a la pronta adopción de un calendario de electoral y a mediar entre el Gobierno y la oposición para llegar a una solución”, sostuvo el presidente argentino ante sus pares del Mercosur.

Luego, el mandatario cerró su discurso con un “llamado a la paz y a la libertad de los presos políticos” en el país caribeño. Y reiteró “la disposición a establecer en consulta con el gobierno y la oposición un grupo de contacto para facilitar y mediar un nuevo proceso de diálogo y negociación entre las partes en conflicto”.

Con respecto a la situación de Venezuela, este viernes los presidentes Mauricio Macri (Argentina); Michel Temer (Brasil); Horacio Cartes (Paraguay); y Tabaré Vázquez (Uruguay), en representación del Mercosur, firmarán un documento que le dará un ultimátum al presidente venezolano y reclamará que suspenda la convocatoria a una elección de Asamblea Constituyente.

Por su parte, el vicecanciller argentino Daniel Raimondi aclaró que no se contemplan “sanciones económicas” y tampoco una “expulsión”dentro del bloque regional, sino que confían en que la situación se pueda solucionar por la vía del diálogo.

En cambio admitió que “llegado a un extremo” podrían proceder a una suspensión “política”, indicando que el mecanismo que rige hasta ahora es una “suspensión jurídico-económica”, en el caso del incumplimiento por parte del régimen de Maduro, en tiempo y forma, de la incorporación de las normas regionales.