Argentina ganó pero decepcionó

Foto: Diario Marca

La selección nacional venció a su par marroquí por 1-0 con gol de Ángel Correa a los 83′ pero la victoria se vió opacada por el mal rendimiento del equipo.

En el Estadio de Tánger, Marruecos, el conjunto dirigido por Lionel Scaloni venció por 1 a 0 al seleccionado local en un encuentro amistoso, previo a la Copa América. Este partido es el último de preparación antes de la copa que se disputará en Brasil. El partido se definió con un gol del futbolista del Atlético Madrid, Ángel Correa tras una pared con Matías Suárez.

El viento fue un gran condicionante que no permitió que el cotejo transcurra con fluidez, además de la gran cantidad de infracciones sancionadas (59 en total) solo hubo 4 tiros al arco (2 por equipo). Lo que queda para destacar de este encuentro no es el gol, sino la pobre imagen que dejó el combinado nacional. La mayor preocupación está en el medio, hablando pura y exclusivamente de lo futbolísticos (ya que el principal problema de lo dirigencial), donde no existe conexión y eso permitió, al igual que con Venezuela, que los tiempos del partido los controle el equipo rival. El resultado es positivo en el marcador pero en el análisis profundo hay mucho para solucionar.

La prueba de jugadores plantea incógnitas respecto a todos los convocados desde Messi, que con su ausencia abre un paréntesis de su participación en la Copa América, hasta jugadores como Suárez, que por edad no parece ser la respuesta para el recambio, o Foyth, que no tiene muchos minutos en primera, ni en Tottenham ni en la selección. ¿Este equipo debe armarse con o sin Messi? ¿Estos futbolistas están capacitados para formar parte de la selección? ¿Hay aprobados y reprobados con tan pocos partidos, y en algunos casos minutos, jugados como para definir una lista para la Copa América? ¿Argentina es potencia futbolística? ¿Argentina es candidata a ganar en Brasil?

La respuestas parecen fáciles y duras a la vez. Argentina dejó de ser potencia mundial hace mucho tiempo, con el Mundial de Rusia como claro ejemplo, y puede vestirse de candidata para la Copa América por el simple hecho de tener 14 títulos continentales en su haber, pero está claro que la situación actual refleja lo contrario a la historia nacional. Muchos jugadores están vistiendo la albiceleste y no queda claro si lo volverán a hacer o no, ya que los minutos jugados, los rivales y la estructura de AFA no parecen ser suficientes para calificar las cualidades de muchos futbolistas. El cambio debe comenzar desde arriba con un proyecto que marque la linea a seguir. En junio comenzará una nueva copa en donde el seleccionado dirigido por Scaloni intentará quedarse con el título, por la gloria de los jugadores y la continuidad del técnico que dejará el cargo al término de dicha competición. En estos meses solo queda esperar por la lista final y el futuro de Messi, que entre «lesiones y descansos» parece estar cerrando su ciclo con la 10 de la selección Argentina.