Pastore, la esperanza cordobesa en «La Roma»

El futbolista cordobés regresa a la Serie A, donde triunfó antes de marcharse al PSG, a un Roma que promete estar aún más cerca de los grandes equipos de la liga italiana.

Javier Pastore se ha convertido en una de las esperanzas del AS Roma. El futbolista de Córdoba desembarca a sus 29 años en el cuadro dirigido por Eusebio di Francesco donde espera recuperar su mejor versión. Sin duda, él es el fichaje estrella del cuadro italiano, que espera seguir mejorando un proyecto que cuenta con unas excelentes apuestas deportivas gracias a los resultados obtenidos la temporada pasada, en la que quedaron terceros en la Serie A y alcanzaron las semifinales de la Champions League.

Y es que, desde la llegada de Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como Monchi, hace tan solo un año a la dirección deportiva, el cuadro italiano se ha transformado completamente, saliéndose en gran parte de los cánones del fútbol transalpino y acercándose un poco más al estilo ofensivo que se maneja en otras ligas como LaLiga Santander o la Premier League.

De hecho, gracias a ese estilo de ataque que los de Di Francesco exhibieron el curso pasado, estos escribieron una página importante en la historia de su club. Lograron levantar un 4-1 de la ida ante nada menos que el FC Barcelona en la Champions League, regresando de esta manera a las semifinales tras 34 años sin lograrlo.

Ahora, los nuevos futbolistas que han llegado este verano a la entidad romana tendrán que dar ese extra al equipo para que este siga elevando sus prestaciones. Y ahí aparece la figura de Pastore como una de las claves para que el club pelee por los títulos a final de temporada.

El mediapunta cordobés ya dejó huella en su paso por la Serie A hace algún tiempo y es conocedor de los pocos espacios que hay para realizar bien su trabajo, por lo que su adaptación al equipo de Di Francesco debería ser rápida.

Recordemos que el Palermo, equipo que suele apostar por los jóvenes cordobeses que están despuntando en Argentina, fue su primer club en Europa. Allí pasó dos magníficas temporadas en las cuales acabó erigiéndose como uno de los mejores futbolistas de la Serie A. En su segundo curso firmó números de auténtico crack, 13 goles y 7 asistencias, lo que hizo que los grandes de Europa se fijasen en él, momento en el cual cambió al conjunto italiano por el París Saint-Germain.

En su vuelta a la liga italiana espera no haber perdido ese toque que le permita superar defensas dando ese último pase que siempre es tan necesario. Pastore podría convertirse, precisamente por esa misma razón, en el complemento ideal para un Edin Dzeko que seguirá siendo la referencia en la punta de ataque. Si el argentino y el bosnio se entienden bien, podrían formar una de las duplas más demoledoras de la Serie A, lo que ayudaría claramente al Roma a pelear de verdad por ganar algún título en una campaña que promete y mucho para ellos.