Empate agridulce

Foto: Atlético Tucumán

Talleres jugó mal y empató 0-0 en Salta contra Atlético Tucumán. En los penales el más eficaz fue el «Decano». 

Sin dudas que la etapa más exigente de la pretemporada que lleva a cabo Talleres en Salta, le pasó factura al equipo de Frank Darío Kudelka en la noche del viernes. Sus dirigidos notaron la falta de ritmo futbolístico y no pudieron ejercer, en el terreno de juego, lo que supieron demostrar el año pasado.

Sin embargo, el partido que se jugó en el estadio Padre Martearena, significó el final de la etapa de pretemporada que realiza el club de Barrio Jardín en el norte del país. Este segmento de dicha preparación para la reanudación de la Superliga representaba los preparativos mas severos desde lo físico.

A pesar de ello, la defensa del «Matador» no perdió su identidad y supo aguantar correctamente los avances de los delanteros del conjunto dirigido por Ricardo Zielinski. Entre ellos, el más destacado fue Juan Cruz Komar. El zaguero ex Boca Juniors brindó mucha seguridad por arriba y estuvo muy atento en cada acción de peligro de gol. Komar fue la figura del partido para el canal de televisión que trasmitió en vivo el encuentro.

En el horizonte, se avecina el clásico ante Belgrano. Y el DT Darío Kudelka deberá prestar atención especial de mitad de cancha hacia adelante, donde quienes debían ser organizadores del juego brillaron por su ausencia. Juan Ramírez no cumplió el papel que dejó Sebastián Palacios en el extremo. Tampoco hubo combinaciones entre Emanuel Reynoso y Jonathan Menéndez. A tal punto que Augusto Batalla gozó el privilegio de ser un espectador de lujo.

Quizá la novedad del partido fue el cambio de capitanía en Talleres. Emanuel Reynoso, quien redondeó una tarea «aceptable», llevó la cinta de capitán. Otro de los que «cumplieron», fue el uruguayo Lucas Olaza. El «Bombardero» fue quien generó la única situación de peligro de la «T» con un disparo que se estrelló en el palo.

Foto: Talleres

De todas maneras, claro está, esta primer prueba «oficial» sirve para que los jugadores aflojen las tensiones y de a poco recuperen el estilo de juego que pretende Kudelka.