18 de septiembre: Día de la bandera de Córdoba

Fue creada en 2010 durante el gobierno de Juan Schiaretti y cumple 8 años. La fecha que coincide con el fallecimiento del primer gobernador constitucional de la provincia, el brigadier general Juan Bautista Bustos.

Desde hace 8 años, cada 18 de septiembre se celebra el Día de la Bandera de Córdoba. La fecha es en conmemoración del fallecimiento del brigadier general Juan Bautista Bustos, primer gobernador constitucional de la provincia.

El día del emblema cordobés fue sancionado por unanimidad por la Legislatura provincial, durante el gobierno de Juan Schiaretti en el 2010.

La simbología de la bandera cordobesa remite a los orígenes de la Nación y, en particular, al rol que tuvo Córdoba en el periodo fundacional.

¿Qué significan los colores?

La banda roja representa la sangre derramada en las luchas emancipadoras, pero también es divisa del federalismo. Simboliza, además, la energía de nuestro pueblo y la lucha contra las formas de opresión a lo largo de la historia local.

El color celeste recuerda la participación de Córdoba en las guerras de la Nación y su contribución a la victoria por la emancipación nacional. También representa los ríos que surcan la provincia.

Mientras que el blanco simboliza la posición de Córdoba como centro geográfico y estratégico de la Argentina, y además señala la identidad de convivencia de nuestro pueblo que se nutrió de numerosas corrientes inmigratorias, que crecieron apoyándose e integrándose en paz, formando un verdadero crisol social y humano.

En el centro está el “sol jesuita”, con sus 32 rayos (16 rectos y 16 ondulados) dispuestos alternadamente -coinciden, desde lo gráfico, con el “sol inca o sol de mayo” presente en la bandera nacional-, busca reflejar la importancia política, social, cultural, educativa y religiosa de los jesuitas en la historia de Córdoba.

¿Cuándo nace la bandera?

En 2010, la provincia convocó a participar del concurso “Buscando la Bandera de Córdoba”, de donde surgió el diseño presentado por Cristian Baquero Lazcano, Cecilia Chialva, Guillermina Moyano, María Teresa Luvino y Estefanía Renzi del Instituto Argentino de Ceremonial y Relaciones Públicas. Otros dos mil alumnos de escuelas de gestión pública y privada de toda la Provincia presentaron 752 diseños que no fueron seleccionados.

La ley 10.145

Fija que la bandera debe estar compuesta por tres franjas verticales de igual ancho, “dispuestas en el orden y con la gradación de colores indicados” por la norma. En el artículo 10, precisa que el sol “debe ser enteramente bordado a mano o a máquina con hilo tipo lurex dorado u otra fibra similar que simule hilo metálico de oro”, mientras que en el artículo 11 fija el tipo de hilo y puntadas. Los colores fueron empleados por Artigas y son compatibles con las de las otras dos provincias de la Región Centro: Entre Ríos y Santa Fe.

La norma establece que las reparticiones y organismos provinciales y municipales deben utilizar la bandera cordobesa.

El Brigadier General Juan Bautista Bustos

Nació el 29 de agosto de 1779 en Santa María de Punilla, provincia de Córdoba. Hombre de armas, se destacó por su actuación en el ejército durante las Invasiones Inglesas y en la Revolución de Mayo de 1810, como uno de sus principales exponentes del naciente “interior federal”.

En 1820, fue elegido gobernador de Córdoba, donde defendió el federalismo y idea de autonomía de las provincias. Fue el primero en promulgar una constitución en base a esos principios, a la vez que creó la Sala de Representantes y un Poder Judicial independiente. En lo económico, apostó por la libertad de comercio interior, pero protegiendo las industrias nacionales.

En 1825, Bustos fue reelecto gobernador y continuó gobernando hasta que fue derrotado en la batalla de San Roque, por el General José María Paz, el 22 de abril de 1829. Su gobierno fue derrocado por los unitarios encabezados por General Paz.

En su lucha por defender los intereses del interior, se enfrentó a los Generales Paz y Lavalle. Se unió con Facundo Quiroga y con otros caudillos federales de La Rioja y Catamarca contra Paz, pero fueron vencidos en las batallas de La Tablada y de Oncativo. En la batalla de La Tablada (22 y 23 de junio de 1829) Bustos fue mal herido y se refugió en Santa Fe. Allí murió al año siguiente a causa de las lesiones recibidas.

Fue un caudillo indiscutible en la defensa de los intereses de la provincia de Córdoba. Por este motivo y por ser reconocido como primer gobernador constitucional cordobés que administró la provincia entre 1820 y 1829, se le realizó, en 2010, un monumento ecuestre en el Parque Sarmiento de esta capital.