Masiva despedida a De la Sota

Miles de vecinos concurrieron entre el día domingo y la mañana de este lunes al centro cívico de la ciudad para despedir los restos del ex mandatario provincial José Manuel de la Sota.

El Centro Cívico del Bicentenario, sede del Gobierno provincial, fue el lugar en el que se llevó a cabo la ceremonia de despedida de De la Sota, quien murió por la noche del sábado al chocar con su camioneta, marca Volvo, a la altura del kilómetro 782 de la Ruta N° 36.

El dirigente peronista, que se dirigía desde Río Cuarto a la ciudad de Córdoba para festejar el cumpleaños de su hija Natalia, impactó de lleno con la parte trasera de un camión y falleció en el acto.

Schiaretti anunció cinco días de duelo por la muerte de su antecesor, quien ejerció el cargo de gobernador de Córdoba en tres ocasiones: dos mandatos entre 1999 y 2007 y un último del 2011 al 2015.

Por su parte, el intendente de la capital provincial, Ramón Mestre, dispuso tres días de duelo desde el 15 hasta el 17 de septiembre, inclusive.

Las puertas del Centro Cívico de Córdoba, donde fueron velados los restos del exgobernador José Manuel De la Sota volvieron a abrirse este lunes a las 9.

Duranteesta mañana llegaron para despedir los restos del ex gobernador el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, el presidente Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, y Juan Carlos Maqueda, ministro de la Corte Suprema de Justicia.

A las 11 está previsto cerrar la capilla ardiente para dar lugar a las 11.30 a una ceremonia privada enabezada por monseñor Ñañez. Según trascendió el gobernador Schiaretti le pidió al intendente Ramón Mestre, como presidente de la UCR, que dé unas palabras. Luego hablaría Jorge Busti, Rogelio Frigerio y el propio mandatario provincial.

Cuando culmine esa pequeña ceremonia partirá el cortejo fúnebre hacia el cementerio San Jerónimo

El Gobierno cordobés, a través del decreto N° 1500, dispuso un duelo simbólico durante cinco días.

Todas las dependencias de la administración provincial estarán con la bandera a media asta.

En ese contexto, este lunes la actividad en las escuelas de toda la provincia era normal, así como la atención en la administración pública.

El velatorio comenzó este domingo y fue abierto al público en general. Fue encabezado por el actual mandatario local, Juan Schiaretti, y su esposa, Alejandra Vigo.

“Quise poner en su féretro la banda de gobernador de la provincia de Córdoba, que él me colocara a mí cuando asumí en diciembre, para que lo acompañe en su viaje final hacia el cielo, donde seguramente estará acompañando y velando por los cordobeses y los argentinos”, comentó el gobernador.

Visiblemente emocionado durante un corto encuentro con periodistas en la entrada del Centro Cívico, Schiaretti se despidió así de su “amigo y compañero de toda la vida”.

“Dio toda por la provincia y la patria. En los momentos más difíciles que le tocó vivir como parte de nuestra generación, mantuvo siempre firme sus convicciones democráticas y trabajó desde la vuelta de la democracia por la unión de los cordobeses y los argentinos”, agregó.

También estuvo el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, y los radicales Mario Negri, Gustavo Santos y Oscar Aguad, ministro de Defensa.