Mestre pidió que Autobuses despida a los choferes desobedientes

El intendente de Córdoba le dijo que la empresa “ya debería haber girado los telegramas”, porque “los cordobeses estamos hartos de tener este tipo de actitudes en esta ciudad”.

Ramón Mestre, intendente de Córdoba, reclamó a la empresa Autobuses Santa Fe que despida a aquellos trabajadores que se negaron a acatar la conciliación obligatoria dictada el viernes pasado por el Ministerio de Trabajo.

“La empresa ya notificó a través de un escribano público a cientos de trabajadores. Yo no puedo responder si los van a echar o no, es una responsabilidad de la empresa. La opinión mía es que ya deberían de haber girado los telegramas de despidos, porque los cordobeses estamos hartos y cansados de tener este tipo de actitudes en esta ciudad”, dijo Mestre .

“Lamentablemente se trata de una banda de personas que incumplen la ley y se ponen en una situación de insensatez”, agregó.

Mestre dijo que el Municipio multará a la empresa: “Hemos llegado un apercibimiento a la empresa Autobuses Santa Fe, una multa que seguramente va superar el millón de pesos”.

El intendente reconoció también que la Municipalidad “ya no tiene herramientas” para intervenir en este conflicto.

“Si el Ministerio de Trabajo toma la decisión de dictar la conciliación obligatoria y esa conciliación no es acatada por los trabajadores, el municipio ya no tiene herramientas para poder resolver un conflicto de estas características. Es una situación ilegal”, dijo Mestre.

“Esta mañana le di instrucciones a la Asesoría Letrada y al secretario de Transporte para que haga un planteo a la Justicia por posibles hechos de amenaza y coacción que impedían trabajar a los choferes”, agregó.

(En horas del mediodía se concretó la denuncia penal de la Municipalidad, que a través de Asesoría Letrada presentó una denuncia penal en contra de choferes por supuesta coacción y amenazas. Según el Municipio, hubo choferes que evitaron que sus compañeros salieran a trabajar. La denuncia quedó radicada en la Fiscalía del doctor Guillermo González).

“Para tener un servicio esencial de trasporte hace falta una ley nacional (que regule el derecho a huelga), para que cada vez que un irracional no quiera acatar lo que dispone el Ministerio de Trabajo, la Justicia pueda intervenir”, indicó el intendente.

Fuente: Cadena ·