“Yo me voy a encargar de vos” : el Jefe de la Policía amenazó a periodista de los SRT

 

El periodista Dante Leguizamón habría recibido amenazas vía telefónica por parte del Comisario Julio César Suárez. Al parecer, el enojo del Jefe de la fuerza se debió a la cobertura de los incidentes entre la Policía y vecinos de barrio Los Cortaderos, ocurridos el viernes 15.

 

Leguizamón cubría el viernes pasado, los incidentes en barrio Los Cortaderos, en donde hace algunas semanas un joven murió en lo que podría tratarse de un nuevo caso de “gatillo fácil”. Mediante la red social, el periodista contó que los vecinos denunciaban represión por parte de la Policía, situación que habría generado el enojo de Suárez.

De acuerdo a lo manifestado por el trabajador de los SRT, el Comisario lo llamó por teléfono y le habría dejado mensajes amenazándolo por contar los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los vecinos de barrio Los Cortaderos.

Luego, el titular de la fuerza represiva se dirigió intempestivamente a la sede de los SRT, donde amedrentó por celular a Miguel Planells, periodista de los SRT y compañero de Leguizamón, quien no se encontraba en el canal.

Después, Suárez volvió a comunicarse telefónicamente con Leguizamón para decirle: “Yo me voy a encargar de vos”.

Finalmente, desde la cuenta oficial de la Policía, vía twitter, decidieron darle un mensaje al periodista: “No mienta más”.

Ayer por la mañana, la cuenta oficial en twiter de la Policía de Córdoba, eliminó la publicación, aunque muchos usuarios ya habían realizado una captura de pantalla .

twitter___policiacbaof___danteleguizamon_no_mienta_...

 

Presentación judicial

Al  mediodía de ayer sábado, el periodista Dante Leguizamón, acompañado por el abogado de causas de derechos humanos, Claudio Orosz, realizó una presentación judicial en la mesa de entradas de Tribunales I, para describir el accionar del Jefe de Policía, Julio César Suárez.

En dicho documento escrito, rubricado por el periodista y el letrado, se “formula una denuncia penal en contra del señor Jefe de la Policía de Córdoba, Julio César Suárez, por la posible comisión de conductas que prima facie encuadrarían en tipos penales de acción pública y perseguibles de oficio”.

De este modo, Leguizamón pidió ser querellante en la investigación que deberá tomar el fiscal de turno.

Luego, en la presentación judicial, el periodista realizó una descripción de los hechos.

Leguizamón relata que publicó en twitter información brindada por referentes sociales sobre los acontecimientos que estaban ocurriendo y que al arribar a Los Cortaderos, la Policía se retiró del lugar.

Allí, “los chicos contaron la brutalidad del operativo y mostraron heridas de bala policiales”.

“Mientras estaba haciendo la nota, entraron tres llamadas del Jefe de Policía a mi teléfono. No pude atenderlo”, agrega.

En la siguiente llamada, Leguizamón atendió la comunicación “tensa pero respetuosa” durante 20 minutos.

Leguizamón narra que discutieron sobre el tratamiento periodístico de los hechos noticiables y que invitó a Suárez al próximo programa de Justicia Legítima, que sería el viernes 22 de agosto.

“Acordamos que iba a ir a mi programa dentro de una semana pero que se iba a levantar si yo lo humillaba al aire”, añade.

Finalizada esta comunicación, Leguizamón se retira del barrio Los Cortaderos y se dirige a marcar el horario de finalización de la jornada laboral en los SRT y se traslada hacia su vivienda, en el interior provincial.

“Mientras viajaba me entró un llamado de mi compañero de programa contando que el Jefe de Policía se presentó en el Canal exigiendo hablar conmigo”, continúa.

En ese momento, Suárez vuelve a comunicarse con Leguizamón, pero ya en otro tono y modalidad. “Comenzó a exigirme que fuera a reunirme con él. A los gritos me decía ´te exijo que ahora vengas a hablar conmigo cara a cara´”, recuerda el texto ante la Justicia provincial.

Al final de la comunicación, Suárez repite: “Si vos no venís, yo me voy a encargar de vos”.

Entonces, tras culminar la llamada, Leguizamón percibe el tuit de la cuenta oficial de la Policía donde lo inducen a “no mentir”.

Por último, Leguizamón asegura que se ha sentido amedrentado “con la posibilidad de sufrir un daño cierto, futuro y posible”.

Fuente: cba24n // www.cba24n.com.ar/