Presentaron “Probiomasa”, para una energía limpia

biomasa

Fue esta mañana, en el ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos. Córdoba es una de las 12 provincias argentinas involucradas en la iniciativa que busca promover el aprovechamiento de la biomasa como combustible.

 

Esta mañana tuvo lugar una reunión de trabajo entre funcionarios del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y autoridades de la secretaría de Desarrollo Energético de Córdoba. Por el organismo nacional participaron los funcionarios Francisco Denaday, Esteban Zupan y Juan Ignacio Paraca, mientras que por la Provincia los hicieron Luis Giovine y Claudio Puértola, además de representantes de distintas entidades involucradas.

La reunión fue en el auditorio del ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, y en la oportunidad se presentó el programa PROBIOMASA – ENERGIA FIRME Y LIMPIA PARA CRECER que se desarrolla en base a la metodología WISDOM de la FAO (Naciones Unidas), ya implementado en distintos países de Latinoamérica como México, Guatemala y Perú, entre otros.

En nuestro país, son 12 las provincias involucradas en el Programa PROBIOMASA, del que Córdoba forma parte. Esta iniciativa busca el fortalecimiento institucional y la creación de estrategias a través de la matriz energética de cada región, además de promover la sensibilización, extensión y capacitación de los distintos organismos ligados a dicho programa.

El Plan de Trabajo presentado se desarrolla en torno al Potencial de Unidades Provinciales de Ejecución Fortalecidas (UPE), la construcción de base de datos geográficos sobre potenciales bioenergéticos, la accesibilidad física y legal, la capacitación y la difusión de resultados.

La biomasa ha sido el primer combustible empleado por el hombre, y el principal, hasta la revolución industrial. Se utilizaba para cocinar, calentar el hogar, hacer cerámica y posteriormente para producir metales y para alimentar las máquinas de vapor. Aún hoy juega un papel destacado como fuente energética en diferentes aplicaciones industriales y domésticas. Por otro lado, su carácter renovable y no contaminante y el papel que puede jugar en el momento de generar empleo y activar la economía de algunas zonas rurales, hacen que sea considerada una clara opción de futuro.

Desde el punto de vista del aprovechamiento energético, este combustible se caracteriza por tener un bajo contenido de carbono, un elevado contenido de oxígeno y compuestos volátiles. En general se puede considerar que su poder calorífico de la biomasa oscila entre los 3000 y 3500 kcal/kg para los residuos ligno – celulósicos; los 2000 – 2500 kcal/kg para los residuos urbanos y finalmente los 10000 kcal/kg para los combustibles líquidos provenientes de cultivos energéticos. Estas características, juntamente con su bajo contenido de azufre, la convierten en un producto especialmente atractivo para ser aprovechado energéticamente.

En Argentina, al igual que en el resto del mundo, se realizan actualmente aprovechamientos energéticos de la biomasa. Uno de los de mayor importancia es el dedicado a la fabricación de carbón vegetal del cual se hace uso casi exclusivo en la industria siderúrgica instalada en los Altos Hornos Zapla de la provincia de Jujuy, y que se obtiene fundamentalmente a partir de plantaciones de eucaliptus.

Otro aprovechamiento significativo es la utilización de bagazo de caña de azúcar como combustible para las calderas de los ingenios azucareros. En algunos casos, este combustible prácticamente permite la autosuficiencia energética de las mencionadas industrias.

Fuente: Gobierno de la Provincia