Narcoescándalo: el caso Alós pasa a la Justicia Federal

juan_alosAsí lo decidió la Corte Suprema de Justicia por unanimidad y ahora quedará en manos del fiscal Senestrari. El policía de Drogas Peligrosas apareció muerto cuando se dio a conocer el narcoescándalo y querían archivar la causa basándose en la hipótesis de un suicidio.

 

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó que sea la Justicia Federal la que investigue la muerte del policía de Drogas Peligrosas, Juan Alós, ocurrida en setiembre pasado en Córdoba. La investigación quedará ahora en manos del fiscal Enrique Senestrari, quien había pedido intervenir argumentando una supuesta relación del hecho con los narcopolocías.

El caso era manejado por el fiscal provincial Emilio Drazile, quien se negaba a enviar el expediente a Senestrari basado en la supuesta hipótesis de un suicidio, motivo por el cual solicitó archivar la causa, a pesar de que había numerosas irregularidades en contra de esa afirmación.

Alós apareció con un balazo en la cabeza el 17 de septiembre de 2013 dentro de un móvil de la Policía, en el camino a Bosque Alegre, pocos días después de que salieran a la luz las irregularidades en el área de Lucha contra el Narcotráfico. Su esposa sospechaba que el oficial había sido asesinado.

La procuradora general Alejandra Gils Carbó, jefa de los fiscales federales, criticó duramente el accionar de Drazile señalando que hubo irregularidades por parte del fiscal provincial y la Policía de Córdoba.

El polémico “narcoescándalo” (como se dio a conocer en la esfera pública) involucra a policías antidrogas en presuntos hechos de corrupción, principalmente por vínculos con narcotraficantes.