Colapsó un puente en Tucumán y un camión quedó atrapado

Esta mañana se cayó un puente en Tucumán cuando un camión pasaba por el lugar y quedó atrapado, según informaron fuentes policiales. El conductor del camión que transportaba ripio sufrió algunos golpes pero no tuvo heridas graves.

De acuerdo a lo que se reveló, el hecho ocurrió minutos antes de las 11, cuando el vehículo de carga circulaba por el puente que se encuentra en avenida Colón y diagonal Lídoro Quintero.

“Yo pasaba por la zona porque fui a buscar a mi hija del colegio y me encontré con la gente desesperada porque había caído el camión. Pudo haber sido una desgracia”, dijo Jorge, uno de los vecinos que pasó por la zona, a La Gaceta de Tucumán.

Las primeras investigaciones sobre la caída del puente en el barrio El Manantial Sur determinaron que el desplome se habría producido porque cedieron los tensores de la estructura cuando cruzaba el camión, informaron desde el medio provincial.

La obra fue inaugurada en 2015 y permitía cruzar hacia la zona sur de la capital

El puente fue construido por la empresa Falivene y, aunque la inauguración fue hace cuatro años, es utilizado desde 2011 para cruzar la inconclusa circunvalación oeste.

La estructura, de cemento, era sostenida por ocho tensores de cada lado. Ese recurso de ingeniería está ahora bajo el foco de los peritos ya que podrían haber colapsado durante el paso del camión durante las primeras horas de esta mañana.

Las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas y la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) se hicieron presentes en el lugar donde se produjo el desmoronamiento. Durante las primeras observaciones, los técnicos de ambas dependencias observaron que la loza y las vigas no sufrieron alteraciones. Sin embargo sí habrían cedido los tensores de la estructura.

La secretaria de Obras Públicas de la Provincia de Tucumán, Cristina Boscarino, y el director de la Vialidad Provincial, Ricardo Abad, explicaron que el puente fue inaugurado hace poco más de tres años, en el marco de un proyecto de la DPV financiado por el Fondo Fiduciario Federal y la obra fue ejecutada por la empresa tucumana Falivene.