Cristina rechazó ante Casanello las acusaciones de lavado: “Jamás tuve cuentas no declaradas”

Minutos después de las 10.30, Cristina Fernández Kirchner arribó a los tribunales de Comodoro Py para brindar declaración indagatoria en la causa denominada la “Ruta del dinero K”.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a presentarse este martes en los tribunales federales de Comodoro Py, donde fue convocada para prestar declaración indagatoria en el marco de la causa por presunto lavado de dinero que tiene detenido al empresario Lázaro Báez.

La senadora, quien fue procesada por el juez federal Claudio Bonadio como presunta jefa de una asociación ilícita fue convocada a una audiencia para las 10.30, en donde presentó un escrito. Cristina rechazó acusaciones de lavado de dinero y aseguró que “jamás” tuvo “cuentas bancarias no declaradas” y que “todos” los activos de su familia están en el país. “Se me cita a prestar declaración indagatoria sin que exista ningún estado de sospecha sobre la comisión de algún delito que me pueda ser atribuido”, sostuvo la exmandataria en un escrito que presentó ante el juez federal Sebastián Casanello. Al referirse a presuntas maniobras de lavado de dinero vinculadas al empresario Lázaro Báez dijo que las “desconoce” y que “no existe ningún elemento de prueba” que la vincule.

“Debo señalar que jamás tuve cuentas bancarias no declaradas, ya sea sola, con Lázaro Báez o con cualquier otra persona. Todos los activos de nuestra familia están y seguirán estando en la República Argentina y siempre fueron incorporados a nuestras declaraciones juradas impositivas, así como también a las que presentamos en nuestro carácter de funcionarios públicos. Además, por toda nuestra actividad siempre hemos pagado puntualmente los impuestos correspondientes”, agregó.

La semana pasada, la Cámara Federal porteña rechazó un planteo que hizo contra los jueces de ese tribunal que habían dispuesto su indagatoria. Fuentes judiciales informaron que los camaristas Martín Irurzun y Mariano Llorens rechazaron por “improcedente” el pedido de recusación en su contra formulado por la defensa de la líder de Unidad Ciudadana, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

Los dos camaristas le habían ordenado al juez federal de primera instancia Sebastián Casanello que citara a la ex mandataria a declaración indagatoria en el marco de la causa por las maniobras de lavado de dinero realizadas a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”.